Notimex
Miami.- Britney Spears paró un momento su gira de conciertos "Circus" para descansar y disfrutar de los rayos del sol en las piscinas de Miami.
La "Princesa del Pop" mostró "cuerpazo" mientras era fotografiada por la prensa estadunidense con un bikini azul brillante, mientras compartía con sus hijos Sean Preston y Jayden James en la alberca del hotel Mandarín Oriental de Brickell.

La cantante de 27, quien presentó su espectáculo el pasado fin de semana en Tampa y Miami, aprovechó también el descanso de tres días para ir de compras al "Mall" Merrick Park de Coral Gables.

La visita de la estrella a las tiendas causó sorpresa. "Se veía muy bien y fue muy amable", dijo una fuente a la revista "People", que reportó que la cantante compró zapatos, lentes para sol y carteras.

Britney visitó el sábado pasado a un grupo de niños enfermos en el Hospital Infantil Miami, y anunció que donará 100 mil dólares para un programa de visitas de payasos del Circo Big Apple, que organiza presentaciones en los nosocomios.

La intérprete de "Baby one more time" inició la gira "Circus" en su estado natal, Louisiana, y continúa este miércoles en Uniondale, Nueva York.

La gira representa el regreso de la "Princesa del Pop" tras un año de batallas legales por la custodia de sus hijos, y de problemas por su adicción a las drogas.

El álbum "Circus" fue lanzado en diciembre pasado, y ha vendido más de un millón 300 mil copias. Dos de los temas se han convertido en éxito: "Womanizer" y "Circus."

El tour abarca 27 ciudades de Estados Unidos, tras lo cual continuará en Europa, a partir de junio próximo.