Ricardo Gómez y Jorge Ramos/El Universal
El vicecoordinador del PRD en el Senado, Silvano Aureoles Conejo, vio como positiva la visita del presidente Obama, programado para mediados de abril.
México, D.F. .- La fracción de PRD en el Senado consideró como "buena señal" para México la próxima visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pero advirtió que debe imponerse una agenda mínima con temas fundamentales para la relación bilateral, como el problema con los transportistas, el combate al narcotráfico y el tráfico de armas y la migración.

El vicecoordinador del PRD en el Senado, Silvano Aureoles Conejo, vio como positiva la visita del presidente Obama, programado para mediados de abril.

Tras señalar que es "una buena señal para México" consideró que el mensaje implícito es la relación estrecha que ese país quiere tener con nuestra nación, es decir un verdadero "cambio de postura".

Sin embargo, Aureoles Conejo dijo esperar que la visita se traduzca en hechos muy concretos.

Enumeró la lista de temas que debe tratar la visita: el problema de los camiones en la frontera, y la seguridad y el narcotráfico, pero sobre todo que ellos atiendan sus problemas como el consumo de droga entre su población y el tráfico de armas que mandan a México.

El vicecoordinador perredista dijo que no existe un anuncio concreto sobre qué va a hacer Estados Unidos en su territorio para hacer frente al problema de la inseguridad y el narcotráfico.

"Estoy cansado de escuchar que nos ayudan, pero ellos deben asumir su responsabilidad que les toca, el consumo de drogas lo tienen allá", enfatizó.

Aureoles Conejo dijo que uno de los temas fundamentales a tratar con Barack Obama es el de la migración.

En ese sentido, cifró sus esperanzas para que esa agenda mínima pueda ser tratada entre ambos gobiernos, y que se generen acuerdos concretos.