Notimex
Planteó que la recaudación, para cubrir las necesidades básicas en el país, debiera ser de por lo menos el 30 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), sin embargo, es mucho menor.
Hermosillo, Sonora.- Uno de cada dos mexicanos no pagan impuestos y la recaudación de recursos fiscales en la actualidad alcanza apenas el 18 por ciento del PIB, dijo hoy aquí el presidente del Consejo Rector de Transparencia Mexicana, Federico Reyes Heroles.

Planteó que la recaudación, para cubrir las necesidades básicas en el país, debiera ser de por lo menos el 30 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), sin embargo, es mucho menor.

Al participar en la Cumbre Política 'Una nueva forma de hacer política', organizada por la agrupación 'Yo con Sonora', el analista político planteó que con ese nivel de captación de ingresos 'no hay impuestos que alcancen'.

Destacó que existe un evidente rezago en la captación de ingresos vía impuestos por parte de la autoridad federal, pues una de cada dos personas no los paga y evade o elude sus obligaciones fiscales.

Ante unos 800 participantes, Reyes Heroles aseveró que 'no hay un Estado sano cuando existe una evasión de impuestos de esa magnitud'.

Planteó que de acuerdo con un estudio realizado por Transparencia Mexicana, el 75 por ciento de los mexicanos opina que sólo se debe respetar las normas legales con las que están de acuerdo.

Al dictar la conferencia 'Nada ni nadie por encima de la Ley', manifestó que asimismo el 16 por ciento de los mexicanos considera que es válido hacer justicia por propia mano.

Además, para el 58 por ciento de la población en México no hay problemas de su comunidad que le preocupen, de acuerdo con los estudios de opinión realizados por Transparencia Mexicana, planteó.

Reyes Heroles consideró que 'no vamos a tener un Estado confiable si la ciudadanía no cambia de mentalidad' y refirió que en México la familia es todavía la instancia social que transmite más enseñanza sobre valores.

En otro tema, destacó la necesidad del respeto a las instituciones del país, para lo cual, externó, se requiere de serenidad y paciencia, puesto que es necesario perfeccionarlas, pero no refundarlas como se ha propuesto.

'Hay que perfeccionarlas -las instituciones-, pero respetarlas, yo no quiero líderes reformadores', puntualizó.