López Obrador condenó la actitud "de algunos que insisten en hacerse ricos a costa del empobrecimiento del pueblo. Foto Archivo
Ciro Pérez/La Jornada
Constancia del Rosario, Oaxaca.- Felipe Calderón debe rectificar "la gran injusticia" que cometió al dejar en la calle a 43 mil trabajadores electricistas, "porque nada bueno va a lograrse si quiere aplastarlos", dijo aquí Andrés Manuel López Obrador.
Llamó por segunda ocasión a Calderón a convocar a los trabajadores al diálogo para que en conjunto alcancen acuerdos y compromisos. "No debe apostar a destruir al adversario, a aplastarlos, no se debe insistir en mantener esa injusticia. Hay que buscar una solución negociada", dijo, al reiterar su apoyo al movimiento del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

"Me llama mucho la atención la forma en que actúa el secretario del Trabajo, Javier Lozano; es como un porro. También la actitud que ha asumido el director de la Comisión Federal de Electricidad, Alfredo Elías Ayub, que se ha hecho inmensamente rico al frente de esta empresa y es uno de los principales promotores de la privatización del sector."

Al continuar su gira por los municipios de usos y costumbres de Oaxaca, López Obrador condenó la actitud "de algunos que insisten en hacerse ricos a costa del empobrecimiento del pueblo, por eso tiene que insistirse en el diálogo, en acercar a las partes, de otra forma no resultará nada bueno de este conflicto".

En varias reuniones, camino a la costa oaxaqueña, el ex candidato presidencial dijo a sus simpatizantes que no puede esperarse un cambio de actitud "de la mafia que gobierna al país y sus empleados, los diputados y senadores del PRI y del PAN, porque ellos sólo ejecutan órdenes de los de arriba, de los potentados, y no tienen ningún interés en que las cosas mejoren. A ellos no les importa la pobreza de los mexicanos, porque aunque le vaya mal al pueblo a ellos siempre les va bien".

Recordó que los legisladores priístas y panistas aprobaron aumentar los impuestos, antes que atender propuestas con las que se hubieran logrado mayores recursos, como reducción del sueldo a la alta burocracia, una política de austeridad o que paguen lo justo los "cien potentados" que sólo aportan 1.7 por ciento de impuestos. Qué caro le va a costar a todos los mexicanos haber votado por PRI y PAN, dijo.

Sostuvo que en el país hay dinero para financiar el crecimiento, "lo que pasa es que no se distribuye de manera equitativa. Aquí, en Oaxaca, aparece Ulises Ruiz en televisión pagando mensajes en horario triple A. Cada 20 o 30 segundos de ese comercial le cuesta al pueblo oaxaqueño un millón de pesos y ese gobernador corrupto y ladrón lo ocupa para decir mentiras".

Acompañado por los senadores del PRD Salomón Jara y de Convergencia Gabino Cué, enfatizó que de no existir el movimiento que encabeza, "los potentados, la mafia que gobierna al país ya hubiera hipotecado a México. Si se detienen un poco es por este movimiento. Todo lo que resiste ayuda", concluyó López Obrador.