Los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) defenderán una propuesta para que las naciones más desarrolladas tengan en cuenta el impacto medioambiental y el calentamiento global, señaló el primer ministro de Granada, Tillman Thomas.
Puerto España, Trinidad y Tobago.- El cambio climático y los efectos de la crisis financiera centrarán los debates de la Cumbre de la Commonwealth que se celebra en Puerto España este fin de semana, unos días antes de la Conferencia de la ONU que se llevará a cabo en Copenhague entre el 7 y el 18 de diciembre.

El cambio climático se ha convertido en uno de los ejes centrales de la cumbre de la Commonwealth, que se celebra cada dos años, no solo por la proximidad de la conferencia de Copenhague sino además por ser uno de los temas de mayor preocupación de algunos bloques de países, como los caribeños.

La cumbre de la Commonwealth se realizará el 28 y 29 de noviembre en Puerto España, capital de Trinidad y Tobago, días antes de la conferencia de la ONU que se realizará en Copenhague para tratar el cambio climático.

Los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) defenderán una propuesta para que las naciones más desarrolladas tengan en cuenta el impacto medioambiental y el calentamiento global, señaló el primer ministro de Granada, Tillman Thomas.

Destacó en Puerto España que los países caribeños están sufriendo el impacto del calentamiento global con el incremento de los desastres naturales.

El año pasado, según Thomas, los desastres naturales causaron en países caribeños pérdidas económicas equivalentes al 13% del Producto Interior Bruto (PIB) de la región, mientras que en el año 2004 fue del 5%.

"Tales impactos económicos han supuesto un retroceso en nuestros esfuerzos de desarrollo", afirmó Thomas.

Sobre la fragilidad económica de los países caribeños, Thomas indicó que el efecto de la crisis financiera mundial ha aumentado las necesidades de recursos económicos que tienen los pequeños países.

Reclamó, en este sentido, una nuevo sistema internacional con mayores medidas reguladoras y una fuerte coordinación entre los gobiernos y las instituciones financieras.

"La Commonwealth y las Américas deben desempeñar un papel de liderazgo en ayudar a los pequeños países que están fuertemente endeudados para poder salir de la crisis", señaló Thomas en representación de los países del Caricom.

Esta es la segunda cumbre internacional que se celebra en un mismo año en Puerto España, después de que en abril se realizara la V Cumbre de las Américas.

Con la experiencia de la V Cumbre de las Américas, las medidas de seguridad aplicadas para esta nueva cita internacional parecen menos estrictas.

Los medios de comunicación locales calificaron de "draconianas e innecesarias" las medidas de seguridad impuestas durante la V Cumbre de las Américas por lo que el Gobierno de Trinidad y Tobago ha suavizado los controles para evitar excesivas incomodidades a la población.

Alrededor de diez mil agentes de policía y soldados han sido movilizados para participar en las tareas de seguridad de los representantes de 59 países que esperan acudan a la cita.

La Commonwealth o Mancomunidad de Naciones (antiguamente Mancomunidad Británica de Naciones) es una asociación voluntaria de más de 50 estados soberanos que, con la excepción de Mozambique, comparten lazos históricos con el Reino Unido, la antigua metrópoli colonial.

Es una organización a través de la cual, países con diversos antecedentes sociales, políticos y económicos cooperan en un marco de valores y objetivos comunes delineados en la Declaración de Principios de la Mancomunidad firmada en Singapur el 22 de enero de 1971 y ratificada por la Declaración de Harare de 1991.