Nueva York, EU.- El precio del crudo subió hoy más de un dólar y se sitúa de nuevo a más de 132 dólares en Nueva York, al inicio de un largo fin de semana en el que millones de automovilistas en Estados Unidos pagarán la gasolina a precios de récord en sus viajes.
Al finalizar la sesión regular en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en julio añadían 1,38 dólares al precio anterior y finalizaban a 132,19 dólares el barril (159 litros).

Los contratos de gasolina para junio subieron unos 6 centavos y cerraron a 3,3960 dólares el galón (3,78 litros) y el gas natural para ese mes se encareció 16 centavos, hasta los 11,85 dólares por mil pies cúbicos.

Los contratos de gasóleo, sin embargo, recortaron unos ocho centavos al precio anterior y finalizaron a 3,8656 dólares/galón.

Hoy terminó una semana que pasará a la historia como aquella en la que el precio del crudo superó por primera vez los 135 dólares en Nueva York y en Londres, y la gasolina se encarece sin tregua, con el consiguiente perjuicio para los consumidores.

La asociación automovilista AAA calcula que 37,8 millones de estadounidenses recorrerán al menos 50 millas (80 kilómetros) este fin de semana y el lunes, en que se conmemora el Día de los Caídos (Memorial Day) en EU y no hay actividad en la mayoría de centros de trabajo, incluidos los mercados financieros y de materias primas.

Alrededor de 31,7 millones de viajeros (83%) prevé usar el automóvil en sus viajes, un uno por ciento menos que en 2007.

El fuerte alza de la gasolina y otros combustibles ha obligado a algunos estadounidenses a restringir sus planes de viaje e incluso a cancelarlos, según diversos sondeos recientes.

El galón de gasolina se vendía hoy a un precio récord de 3,87 dólares de media, casi 4 centavos más que el jueves y en algunos estados, incluido Nueva York, ya supera los 4 dólares.

El galón de diesel se situaba en un precio medio de 4,64 dólares, casi 6 centavos más que ayer, lo que sugiere más sufrimiento para las empresas de transporte por carretera y precios más altos en las productos que distribuyen.

La división de mercancías de la aerolínea Northwest anunció hoy un incremento en las tarifas que aplica en sus servicios nacionales e internacionales a partir de la próxima semana, debido al persistente incremento del precio del combustible.

También American Airlines avisó esta semana que cobrará 15 dólares por la primera maleta que facture cada pasajero a partir del 15 de junio, entre otros aumentos de tarifas, y reducirá hasta en un 12 por ciento su capacidad en el cuarto trimestre de este año.

Los fuertes incrementos en los costes del combustible y de la energía, en general, representan una pesada carga para numerosos negocios y reduce sus beneficios, como ocurre ya en el comercio minorista, a medida que los consumidores limitan o eliminan compras que consideran discrecionales.

Los expertos prevén que los precios de la energía incluso suban más durante este año, a menos que se perciban signos contundentes de que baja la demanda a nivel global.

En EU ya se observan síntomas de ese tipo y los datos más recientes del Departamento de Energía (DOE) situaban el nivel de combustible enviados al mercado -una referencia de la demanda- en una media de 20,3 millones en las últimas cuatro semanas, un 1,3 por ciento menos que hace un año.

A pesar de ello, el crudo y los combustibles han seguido encareciéndose en el mercado mayorista y en las gasolineras.

Los datos más recientes del DOE sobre reservas en EU tampoco contribuyeron esta semana a calmar los ánimos en el mercado, a pesar incluso de que las refinerías operaron la última semana a un 87,9 por ciento de capacidad, un 1,3 por ciento más que en la anterior.

Las reservas de crudo mermaron en 5,4 millones de barriles y el volumen total es un 6,5 por ciento inferior al de 2007.

Las existencias de gasolina bajaron en 800.000 barriles y dejaron el total un 4,9 por ciento por encima del nivel de hace un año.