Al menos cuatro cruces fronterizos fueron clausurados en una decisión que reducirá considerablemente el comercio entre los dos países
Irán.- Irán cerró puestos fronterizos importantes con el norte de Irak el lunes en protesta por la detención estadounidense de un funcionario iraní acusado de traficar con armas, dijo un dirigente curdo.

Por otra parte, un atacante suicida hizo estallar el lunes un camión cargado de explosivos cerca de un puesto de control iraquí en una ciudad del norte de Irak, matando a cinco personas, entre ellas dos soldados iraquíes y un policía, e hiriendo a 17 civiles, dijo el alcalde de la ciudad.

Al menos cuatro cruces fronterizos fueron clausurados en una decisión que reducirá considerablemente el comercio entre los dos países, dijo el gobernador de la provincia curda de Sulaimaniya, Dana Ahmed Majeed, en declaraciones a The Associated Press. Sólo uno de los puestos en la zona sigue funcionando.

La medida tiene lugar cuatro días después que las fuerzas estadounidenses arrestaron a un funcionario iraní durante el allanamiento de un hotel en Sulaimaniya, 260 kilómetros (160 millas) al noreste de Bagdad.

Funcionarios estadounidenses dijeron que el detenido era un integrante de la fuerza selecta Quds de los Guardias Revolucionarios de Irán que introduce a Irak armas de contrabando.

Pero autoridades de Irán e Irak afirmaron que el arrestado realizaba actividades oficiales en el país con el conocimiento pleno del gobierno iraquí.

Entretanto, el atentado en el norte de Irak dejó cinco muertos y 17 heridos. Ocurrió en un puesto de control a la entrada de la población de Ashiq, a unos 25 kilómetros (16 millas) al este de Tal Afar, dijo el alcalde Najim Abdula.

Varias viviendas y comercios fueron también dañados en la explosión.

Tal Afar se halla situada a 420 kilómetros (260 millas) al noroeste de Bagdad.