Cada vez más saltillenses recurren a la hipnosis clínica

Saltillo
/ 8 noviembre 2016

La hipnosis se utiliza con más frecuencia para tratamiento en adicciones, para control de hábitos, para el tratamiento de ansiedad y depresión, estrés, para el mejor aprovechamiento aprendizaje y memoria

Hipnósis Clínica Ericksoniana Estratégica, es una técnica de tratamiento que ha ido tomando terreno, actualmente se usa para curar trastornos como la depresión, ansiedad, autoestima y duelos, dolores, aunque también se aplica para problemas de adicciones, se aplica en terapias individuales, grupo, adultos, adolescentes, niños y parejas.

En Saltillo la psicóloga María Elena Rangel Contreras ofrece este tipo de terapias en el Centro Estatal de Salud Mental Cesame y en su consultorio privado, que se ubica en la colonia Valle de las Flores en la avenida Azucena, está acreditada por el Instituto Milton H Erickson, donde los profesores Jorge Abia y Rafael Núñez, la capacitaron a ella y otros de sus colegas para poder ejercer la hipnosis clínica de manera ética.

La hipnosis se utiliza con más frecuencia para tratamiento en adicciones, para control de hábitos, para el tratamiento de ansiedad y depresión, estrés, para el mejor aprovechamiento aprendizaje y memoria, para personas con dificultad de atención y concentración en la escuela, en el trabajo, para el control del dolor crónico o agudo, déficit de atención, problemas psicosomáticos, incluso en algunas intervenciones quirúrgicas sin utilizar anestesia.

Se trabaja con hipnosis natural durante la cual la persona permanece despierta participando activamente en su propio proceso. El terapeuta acompaña a la persona en terapia para que llegue a sus metas, aprovechando todos sus recursos psicológicos para facilitar el cambio.

La hipnoterapia se aplica para resolver problemas humanos, emocionales, de comportamiento, de actitudes, de salud en general y de aprendizaje.

La hipnosis es un estado alternativo de conciencia, una forma de entrar en profundo contacto con una (o) misma (o), con un funcionamiento cerebral diferente. A través de ejercicios, en los que usamos palabras de una manera diferente a la usual, los vamos orientando a que de manera protegida, agradable, cada una o cada uno de ustedes, entre en un profundo contacto consigo misma o consigo mismo, detalla Rangel Contreras.