Elecciones 2021 | Vialidades, una de las mayores preocupaciones de los saltillenses

En un sondeo realizado por VANGDATA, departamento de análisis de datos de VANGUARDIA, de cara a la elección del 6 de junio, la mayoría de los habitantes de Saltillo entrevistados considerara que las banquetas son el gran reto en infraestructura para la ciudad

Saltillo
/ mayo 4, 2021 - 06:00

Banquetas, el mayor reto en materia de infraestructura (encuesta entre saltillenses)

Los peatones son la mayoría, pero se les están dando muy pocas facilidades, señala Consejo Ciudadano de Convivencia y Movilidad Sustentable

 

Hace menos de un mes, la muerte de dos trabajadores de Davisa que fueron arrollados por un vehículo a un costado del bulevar Colosio, prendió las alarmas por el riesgo que representa la vialidad para los peatones, por las curvas cerradas y por la falta de banquetas.

Diseñada prácticamente solo para automóviles, esta vía es un ejemplo de varias más —como algunos tramos de V. Carranza, la calzada Madero u Otilio González— en que los ciudadanos que tienen el deseo o necesidad de caminar pasaron a segundo plano.

Por ello no sorprende que, en un sondeo realizado por VANGDATA, departamento de análisis de datos de VANGUARDIA, de cara a la elección del 6 de junio, la mayoría de los habitantes de Saltillo entrevistados considerara que las banquetas son el gran reto en infraestructura para la ciudad. 

Ante la pregunta: ¿cuál considera que es el mayor desafío o problema en materia de infraestructura?, el 39 por ciento opinó que “lograr la cobertura total en vialidades y mantenimiento adecuado de las banquetas”.

Mientras que “mejorar la infraestructura vial”, con 36 por ciento; y “colocar puentes y/o pasos peatonales en sitios de gran afluencia de personas”, con 25 por ciento, quedaron en segundo y tercer sitio, respectivamente.

¿POR QUÉ EL PEATÓN DEBE SER PRIMERO?

A finales del año pasado, VANGUARDIA consultó al Consejo Ciudadano de Convivencia y Movilidad Sustentable de Saltillo, ante las quejas de peatones que señalan que, en vialidades y lugares como el Centro Histórico, el ciudadano que camina pasó a ser lo menos importante. 

“¿Por qué el peatón es primero? Porque somos humanos, todo el objetivo debe estar enfocado al bienestar del humano, nosotros debemos buscar calidad de vida para todos. 

“A la mayor parte de la ciudadanía, que es peatón, le estamos dando muy pocas facilidades, simplemente los obligamos a usar un transporte de muy mala calidad, que les hace perder el tiempo o invertir mucho tiempo de su vida en ir a su trabajo, eso no es calidad de vida”, expuso Pastor López Atilano, presidente del Consejo. 

Por su parte, la consejera Claudia Luna Fuentes apuntó que “los peatones son la mayoría y son contribuyentes. Además, cuando un peatón habita la ciudad, le da valor”.

(Con información de Nazul Aramayo)

$!Elecciones 2021 | Vialidades, una de las mayores preocupaciones de los saltillenses

Prioridad: ampliar carretera a Derramadero

‘Aliviaría’ tren ligero tráfico en vías a Zacatecas y Monterrey

Por: ÉDGAR GONZÁLEZ

No obstante que los expertos consideran que tiene mayor urgencia la ampliación de la carretera Saltillo-Zacatecas, para brindar seguridad a miles de trabajadores que transitan por ahí diariamente; el futuro debe ser el uso de un tren ligero que conecte a la zona industrial de Derramadero con Saltillo, Ramos Arizpe y Monterrey, para resolver el problema de fondo.

Los problemas de infraestructura vial en la ciudad son muchos y complejos, por eso los candidatos, y sobre todo el ganador, deberán enfocar sus baterías a encontrar una solución de fondo y no de corto plazo, como sucedería al hacer más vías.

La problemática que enfrenta Saltillo cada año en época de invierno y otoño es la neblina y las lluvias que provocan cierres, accidentes y muertes, así como daños materiales en las vías Saltillo-Monterrey y Saltillo-Zacatecas, principalmente en su tramo del Rastro Municipal a la zona industrial de Derramadero.

PRIORIDAD, CARRETERA A DERRAMADERO

La necesidad mayor para la población de Saltillo debe ser la ampliación de la carretera a Zacatecas de dos a cuatro carriles porque en ese tramo transitan 19 mil trabajadores diariamente a las empresas armadoras y otras compañías, sin embargo el tema puede resolverse de mejor manera si se proyecta el uso de un tren ligero, opinaron los expertos consultados.

De acuerdo con la urbanista Griselda Salas Alemán, la carretera Monterrey-Saltillo libre se ha convertido prácticamente en un bulevar, la opción de una tercera vía queda a decisión de autoridades federales y el uso de otro modelo de movilidad es lo ideal.

Sin embargo, si se trata de gestionar la mejoría de una carretera, la prioridad debe ser la Saltillo-Zacatecas por la importancia que tiene para la población de trabajadores de Saltillo; en esta vía no hay señalética, no existe alumbrado, es angosta y durante invierno es peligrosa, lo mismo que la carretera que conecta toda la zona industrial.

El arquitecto Héctor Laredo, también urbanista, explicó que la vía de Saltillo a Derramadero es más importante para el desarrollo y seguridad de la ciudad, sin embargo el tema de fondo no es esa vía, sino el uso de un tren ligero.

TREN LIGERO, SOLUCIÓN DE FONDO

“Para ir a Monterrey requerimos de otro tipo de transporte, por ejemplo, cuando está nublado, cuando hay accidentes, debe llegar la gente sin necesidad de viajar en automóvil, por eso el tren rápido o bien sistema de transporte similar sería genial”, dijo.

El proyecto existente es un tren ligero desde Salinas Victoria, en Nuevo León, hasta Derramadero en Saltillo. Para la región esa es la prioridad y más ahora que existe un proyecto de tren ligero de Santa Catarina al Aeropuerto Internacional de Monterrey, con esa estarían cubiertas las necesidades de movilidad sin la afectación de accidentes, cierres de carreteras y fenómenos climáticos.

Los expertos consideran que la tercera vía a Monterrey, una carretera desde San José de los Nuncios en Ramos Arizpe, hasta La Huasteca, en Santa Catarina, Nuevo León, no es una opción viable para resolver totalmente el problema.

Héctor Javier Cortés Ruiz, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Saltillo, explicó que tanto la carretera Monterrey-Saltillo como la vía a Zacatecas en su tramo a Derramadero tienen importancia para el desarrollo de la región y seguridad de las personas, sin embargo si se busca una solución de fondo se necesita un tren ligero.

La visión de un tren que no sólo pueda mover personas, sino paquetería y carga de negocios de la región entre Derramadero, Saltillo, Ramos Arizpe, Zona Industrial de Ramos Arizpe, Santa Catarina, Aeropuerto internacional de Monterrey y el centro de Monterrey, es algo que debe empezar a plantearse entre las autoridades.

“La importancia radica en disminuir la carga vehicular de las carreteras y que las personas que requieran trasladarse no tengan problemas cuando hay cierre de carreteras por accidentes, por neblina, por nieve o hielo. El tren nos permite llegar al destino aún con esos problemas del clima”, explicó Cortés Ruiz.

LA PRIORIDAD

--Movilidad a través de un tren ligero.

--Conexión entre Saltillo y Nuevo León.

--Ruta: Derramadero, Saltillo, Ramos Arizpe, Nuevo León, Aeropuerto.

 

El Gobierno Federal reconoce que este 2021 se requeriría invertir aproximadamente 304.7 mdp para su ampliación de la Carretera a Zacatecas; sin embargo, la delegación de la SCT no tiene presupuesto asignado

Y no usan el que tienen… En 2020 se aprobaron 97.4 mdp para continuar con las obras e incluso se lanzó la licitación; no obstante, el Centro SCT Coahuila declaró desierto el proceso pese a que varias empresas se postularon.

$!Elecciones 2021 | Vialidades, una de las mayores preocupaciones de los saltillenses

Es opción una tercera carretera a Monterrey

Por: ÉDGAR GONZÁLEZ

Las necesidades de infraestructura básica en Saltillo siguen siendo las mismas desde hace varias décadas: banquetas, pavimento y puentes peatonales, sin embargo, hay dos carreteras que solucionarían en mucho los problemas de la población, pero sobre todo brindarán mayor seguridad en sus traslados: una tercera vía a Monterrey, y la ampliación de la carretera a Zacatecas.

En ambos casos, construir una tercera vía de Saltillo a Monterrey, para evitar los cierres por niebla, lluvia y accidentes, así como la ampliación de la carretera libre a Zacatecas, y así garantizar la seguridad de 19 mil trabajadores que laboran en las empresas del Valle de Derramadero, son urgentes, pero a la vez corresponden más al ámbito federal.

Las autoridades municipales a elegirse el próximo 6 de junio tienen un compromiso con la ciudadanía no sólo en su territorio, sino también en su seguridad en traslados, y en el impacto económico que representa para trabajadores y la industria local la falta de atención en las dos carreteras señaladas.

LA TERCERA VÍA A MONTERREY

El secretario general de la Unión de Organismos Empresariales en la región Sureste de Coahuila, Raúl Garza de la Peña, planteó en el 2019 la idea de construir una tercera vía a Monterrey por el cañón que se ubica entre San José de Los Nuncios, municipio de Ramos Arizpe, y La Rioja, de Arteaga.

Ahí existe un camino natural utilizado por los antepasados, el cual culmina en La Huasteca, de Santa Catarina, en Nuevo León, casi en el mismo punto en donde hoy en día termina la carretera de cuota Saltillo-Monterrey.

Sin embargo, las ventajas planteadas de construir una nueva carretera sería el microclima de ésta -San José de los Nuncios y La Rioja- que tiene escasa neblina, que representa el principal factor de cierres en invierno y otoño de las carreteras libre y de cuota Saltillo-Monterrey.

Además, la propuesta es hacer una vía sencilla de dos carriles por sentido para que puedan desplazarse los vehículos ligeros, prohibir el transporte pesado y garantizar así la seguridad de los usuarios particulares, mientras que los tráileres con mercancía que van de paso con destino a Laredo o viceversa, que vienen de la frontera y van al centro del país, sigan usando las carreteras, libre y de cuota, aun en temporada de lluvia y neblina.

AMPLIACIÓN A DERRAMADERO

La ampliación de la carretera a Zacatecas en su tramo del Rastro Municipal -a la altura de la UAAAN- al entronque con la zona industrial de Derramadero es también urgente por la seguridad de 19 mil trabajadores que viven en Saltillo y se trasladan a diario a grandes compañías armadoras de autos, camionetas y tracto camiones, además de autopartes.

Son 10 kilómetros en los cuales en época de lluvia y niebla han ocurrido accidentes fatales de trabajadores y viajeros, sin embargo, el año pasado la SCT declaró desierta una licitación para ampliar otro tramo de esta vía.

Hasta ahora van 3.1 kilómetros ampliados de 12 a 22 metros por sentido a fin de pasar de dos a cuatro carriles por sentido y una barrera central de concreto; además se ha construido un puente peatonal, pero hay en proyecto un puente inferior como retorno, sin embargo todo sigue detenido.

Además, en el año 2021 la SCT Coahuila no recibió presupuesto para la ampliación de esta carretera, al menos que esté etiquetado en el Presupuesto de Egresos de la Federación.