Ciro Gómez Leyva
A las nueve de la mañana del viernes 11 de junio, un árbitro por designar pitará en el estadio Soccer City de Johannesburgo el inicio del partido México-Sudáfrica. Los cálculos conservadores marcan que, pese a la hora y el día, unos 25 millones de mexicanos seguirán el juego por televisión.
A las nueve de la mañana del viernes 11 de junio, un árbitro por designar pitará en el estadio Soccer City de Johannesburgo el inicio del partido México-Sudáfrica. Los cálculos conservadores marcan que, pese a la hora y el día, unos 25 millones de mexicanos seguirán el juego por televisión.

El viernes 11 se cumplen, también, ocho meses de la extinción de Luz y Fuerza del Centro. Y es probable que un grupo de trabajadores del SME (Sindicato Mexicano de Electricistas) estén por llegar esa mañana a los 50 días en huelga de hambre. El servicio no ha mejorado en estos ocho meses. Los apagones siguen siendo norma. Para el SME, se trata de una indiscutible incapacidad de la CFE (Comisión Federal de Electricidad). Para la CFE es una consecuencia lógica del pésimo estado en que encontraron cables, fierros y transformadores. Y una derivación de cuando menos 446 casos de sabotaje de la guardia más dura del SME, urgida de probar que sólo ellos saben cómo hacerlo.

Y así corren las semanas. De ahí la pregunta de qué tal si ese viernes, justo un minuto después del silbatazo del árbitro, el SME lanza una ofensiva maestra para apagar la mitad del centro del país. O si el inusual encendido matutino de televisores revienta la desmedrada infraestructura. Ocho meses y ni siquiera conocemos un diagnóstico de qué pasa con el servicio eléctrico que pagamos (incluidos 23 mil millones de pesos para liquidar a 27 mil electricistas). Ocho meses y la CFE no puede proclamar el triunfo. Ocho meses y el SME se aferra a una huelga de hambre, mientras pelea en tribunales y negocia en la Secretaría de Gobernación.

Ocho y meses y creo que nadie se atreverá a garantizar que los 90 minutos del México-Sudáfrica se jugarán sólo en la cancha del Soccer City.