Ciudad de Panamá.- Los panameños consumen más tarjetas celulares que arroz, el plato de la comida tradicional, reveló hoy una encuesta de la firma consultora Dichter & Neira, realizada por encargo de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá.

Los indicadores muestran una evolución comparada de tres cadenas de supermercados en todos sus formatos y causaron sorpresa a los analistas económicos que estudian el comportamiento de los mercados de consumo y las nuevas tendencias en los compradores.
Ciudad de Panamá.- Los panameños consumen más tarjetas celulares que arroz, el plato de la comida tradicional, reveló hoy una encuesta de la firma consultora Dichter & Neira, realizada por encargo de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá.

Los indicadores muestran una evolución comparada de tres cadenas de supermercados en todos sus formatos y causaron sorpresa a los analistas económicos que estudian el comportamiento de los mercados de consumo y las nuevas tendencias en los compradores.

Alejandro Del Valle, coordinador del equipo responsable de la investigación, precisó que en 2009 los panameños adquirieron en las tres cadenas de supermercados bajo estudio unos 22 millones de dólares en tarjetas prepagadas de teléfonos celulares.

En la tabla de importancia en ventas valor en 2009, las tarjetas de celulares ocupan el séptimo lugar, con 2,6 por ciento, por encima del arroz natural, con 2,5 por ciento en los supermercados.

Del Valle atribuyó el hecho a las particulares características de un consumidor panameño abierto a las ofertas de productos.

Sin embargo, Rafael Carles, presidente de la Comisión de Canasta Básica de la Cámara de Comercio, comentó que los compradores en Panamá "están cayendo en el dilema de hablar (a través teléfono) o comer arroz", lo que cuestiona las prioridades alimentarias.

Carles señaló que el estudio elaborado por Duchter & Neira debe generar un examen sobre el excesivo uso de celulares y tarjetas, que en poco tiempo sustituyó a otros productos. En orden de importancia en materia de consumo, figuran vacuno, carnes frías y embutidos, aves, farmacia, quesos procesados, jugos y néctares.

En septiembre de este año, la Canasta Básica Familiar de Alimentos alcanzó los 266,8 dólares, según el Ministerio de Economía y Finanzas, mientras que en octubre fue de 266,7 dólares, estimó la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia.