LA JORNADA
México, D.F. .- A paso sostenido, un puñado de 188 mil 424 inversionistas concentró activos en el mercado accionario mexicano por un monto superior a 40 por ciento del producto interno bruto del país (PIB), en una tendencia de incremento de ganancias que contrasta con la lenta reducción de las tasas de pobreza.
Un reporte divulgado este viernes por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) revela que en septiembre pasado 188 mil 424 inversionistas (0.17 por ciento de la población) eran dueños de valores inscritos en el mercado accionario por un monto de 4 billones 282 mil 460 millones de pesos, cantidad que equivale a 44.38 por ciento del PIB.

Según la CNBV, de septiembre de 2006 al mismo mes de este año el valor de los activos de inversionistas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) creció en un billón 134 mil 483 millones de pesos. Se trata de una cantidad que, para efectos comparativos, equivale a 44 por ciento del gasto total del gobierno federal en 2008, que asciende a 2 billones 569 mil 450.2 millones.

Con respecto a septiembre de 2006, el valor de las inversiones al cierre del tercer trimestre de 2007 registró una variación de 31.07 por ciento, añadió la BMV.

Medidos en proporción con la riqueza que produce la economía de México -un país que se distingue por ser el de mayor desigualdad en la distribución del ingreso en América Latina-, los inversionistas en la BMV han incrementado su relevancia sostenidamente en años recientes.

Enriquecimiento imparable

Los datos reportados ayer por la CNBV indican que en septiembre de 2004 el conjunto de inversionistas en el mercado accionario fue de 161 mil 786, quienes detentaban activos equivalentes a 25 por ciento del PIB. En el mismo mes de 2005, el número se redujo a 156 mil 804, con activos por un monto similar a 32 por ciento del PIB.

La CNBV añadió que al cierre del tercer trimestre del año pasado 169 mil 152 inversionistas detentaban activos en el mercado bursátil por 3 billones 147 mil 977 millones de pesos, 35 por ciento del PIB.

Así, el crecimiento de septiembre de 2006 al mismo mes de 2007 es el más alto que se ha reportado para un periodo similar, dado que el valor de los activos en la BMV de este puñado de inversionistas creció de 35 a 44 por ciento del PIB, es decir, nueve puntos porcentuales en sólo 12 meses.

El rápido crecimiento de la riqueza de estos 188 mil inversionistas contrasta con la lentitud con que se mueven los indicadores de reducción de la pobreza en México, que no son objeto del informe proporcionado ayer por la CNBV, pero sirven para establecer un contraste entre los dos extremos sociales del país.

Un reporte divulgado el 10 de noviembre pasado por el Fondo Monetario Internacional reveló que entre 2004 y 2006 la pobreza en el país se redujo apenas 3 por ciento, mientras en Argentina la caída fue de 18 por ciento y en Brasil de 8 por ciento.

El jueves anterior, la Cepal informó que 31.7 por ciento de la población de México vivía en 2006 en extrema pobreza, y sostuvo que Argentina y Venezuela tienen mejores progresos.