Notimex
Cd. de México.- La clave para que Cruz Azul pueda marcar los dos goles que necesita y no recibir ninguno ante Atlante estará en tener calma y no desesperarse por ir al frente, consideró el paraguayo Cristian Riveros, mediocampista de la "Máquina".
"Tenemos que entrar a jugar a morir, a tratar de buscar el partido desde el primer minuto, pero con tranquilidad, uno tampoco se tiene que alocar, sólo ir hacia adelante, porque por ahí nos pueden agarrar de contragolpe", comentó en conferencia de prensa en las instalaciones de La Noria.

Riveros dejó a un lado por completo el espectáculo, pues consideró que en una instancia tan importante como los cuartos de final de la liguilla lo que menos interesa es ofrecer un buen partido, sino conseguir el resultado que les permita avanzar a semifinales.

"Ganar como sea en una liguilla, más allá de jugar bien pienso que los resultados son los que mandan", apuntó el "guaraní", quien está contemplado por el técnico uruguayo Sergio Markarián para este cotejo, luego de participar en la eliminatoria sudamericana rumbo a Sudáfrica 2010.

Pese a que a lo largo del torneo fue pieza importante en el esquema y funcionamiento de los celestes, Riveros descartó que con su regreso y el de su compatriota Carlos Bonet, el equipo cambie mucho y existan más probabilidades de salir con la victoria.

"Pienso que un jugador, dos o tres no ganan un partido, creo que el equipo en sí tiene con qué tratar de revertir el resultado, pienso que estamos bien, más allá de que es fuera de casa, pienso que se puede hacer", señaló.

Aseguró que a su regreso encontró a un equipo con un buen estado anímico porque "cada uno es consiente que tiene una oportunidad de revertirlo, dependemos de nosotros y vamos a tratar de hacer eso, hay viajar con esa mentalidad y hacer el trabajo que tenemos que hacer".

Finalmente, el mundialista en Alemania 2006 no quiso ahondar mucho en el arbitraje y se limitó a decir que en todos lados existen errores.

"Realmente como soy nuevo acá no quiero opinar mucho, pienso nada más tratan de hacer su trabajo y por ahí sí se dieron equivocaciones de los árbitros, no sólo acá sino en todo el mundo se equivocan", concluyó.

Cruz Azul viajó por la tarde a Cancún, Quinta Roo, donde este sábado visitará al Atlante en el partido de vuelta de cuartos de final del Torneo Apertura 2007 en el que están obligados a ganar por una diferencia de dos anotaciones.