El Universal
El mandatario se dijo gustoso de que los mismos ciudadanos "nos exijan cuentas".
Hermosillo, Sonora.- La fuerza de los soldados así como la del Presidente de la República seguirán presentes en la lucha contra la delincuencia, sostuvo el presidente Felipe Calderón durante el encuentro con diputados federales del PAN.

Sin embargo, señaló que eso no será suficiente mientras no todos actúen a una sola voz para enfrentar la criminalidad, y aseguró: "Nosotros no nos hemos cruzado de brazos ni lo vamos a hacer".

En un mensaje en el que se endosaron responsabilidades, se repartieron culpas y se marcaron retos, Calderón dedicó su participación a la inseguridad.

El titular del Ejecutivo reconoció que las instituciones se han ido deteriorando de manera paulatina y la delincuencia se ha nutrido, crecido y fermentado por la indolencia, la corrupción e impunidad de algunas autoridades, pero también por la apatía y por el laxo margen de tolerancia que le ha dado a la sociedad.

El mandatario se dijo gustoso de que los mismos ciudadanos "nos exijan cuentas".

Sobre el papel del Ejército en tareas policiacas, este diario tuvo acceso al Programa Nacional de Derechos Humanos 2008-2012, que planea el retiro "progresivo y verificable" de las Fuerzas Armadas en funciones de seguridad pública.