Vanguardia

Mejoran ventas en EU tras reducción de precio de la gasolina                      

Al estabilizarse el precio de la gasolina en Estados Unidos, la demanda de camionetas volvió a elevarse, y después del negro panorama que se cernía para la planta Silao de General Motors, la producción regresó a niveles que si bien no son los óptimos, son aceptables y hoy se ensamblan 850 camionetas diariamente. 

Así lo informó a la sección DINERO el presidente de Manufactura de General Motors en México, Héctor de Hoyos Muñoz, quien también funge como director general del Complejo Silao, y el cual asegura que "se trata de una operación que afortunadamente se ha mantenido bastante estable todo este año". 

"Como recordarán, el año pasado se cayó el volumen de venta del segmento de las pick ups, utilitarias grandes, impactando principalmente por la parte energética, cuando la gasolina se fue para arriba y llegó a los 4.20 dólares por galón, lo que provocó una contracción bastante seria, y así estuvo hasta agosto, cuando llegó a su `pico'", explicó.

Sin embargo, agregó que luego vino una fuerte reducción y que ahí se ha mantenido desde entonces, alrededor de los 2 dólares o hasta un poco menos en algunos casos.

"Eso ha permitido mantener a la armadora en niveles de producción aceptables, aunque sin llegar a lo que se tenía hace tres años; pero ahí estamos viviendo ese giro positivo que registra la operación de Silao", apuntó.

Mil 700 trabajadores, 850 camionetas diarias
El entrevistado comentó que en Silao GM trabajan hoy en día mil 700 trabajadores que producen 850 camionetas diarias, de las cuales el 80% son pick up doble cabina, entre el 10 y 12% corresponde a la Avalanche y el resto a la Escalade XT.

"Afortunadamente son unidades que están teniendo muy buena respuesta de mercado en este momento, lo que ha ayudado a que las cosas en ese aspecto se estén estabilizando", explicó.

`Por cada trabajador de GM Ramos Arizpe derivan siete en desarrollo de proveedores'
En la óptica de Héctor de Hoyos, "por cada trabajador que labora hoy en el Complejo Ramos Arizpe se derivan siete en su desarrollo de proveedores".

Dijo que el complejo armador de Ramos Arizpe cuenta localmente con unos 19 proveedores directos de ensambles y subensambles, los cuales a su vez contratan una gran cantidad de trabajadores cada uno.

Comentó que, por ejemplo Magna Formex ocupa a dos mil y que las más pequeñas emplean alrededor de los 400, y todo ello sin tomar en cuenta el empleo vinculado a los servicios de transporte, comedor, limpieza y demás áreas del mantenimiento.