Notimex
Managua.- La oposición en el Legislativo nicaraguense convocó hoy a una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional para el próximo viernes, cuando el gobierno tiene previsto instalar los Consejos del Poder Ciudadano (CPC).
En una acción que se interpretó como una "medición de fuerzas", el diputado José Pallais dijo que la sesión se realizará previo a establecer el procedimiento para obligar al presidente del Legislativo, René Núñez, a publicar la ley que deroga los CPC.

Pallais, presidente de la Comisión de Justicia del congreso, recordó que Núñez debe acatar la disposición luego que los diputados rechazaron el veto presidencial dado a la polémica ley 690, que impide el establecimiento de vínculos entre los CPC y el Ejecutivo.

En declaraciones a periodistas, el funcionario aseguró que las bancadas de oposición no descartan establecer alguna medida de presión para que se publique la pieza.

"Tenemos abiertas todas las opciones, vamos dando pasos en una misma línea con fortaleza y decisión en defensa de la democracia" dijo el legislador del Partido Liberal Constitucionalista (PLC).

Las declaraciones fueron ofrecidas luego que el Tribunal de Apelaciones de Managua admitió un recurso de amparo contra la derogación de los CPC y ordenó a la directiva de la Asamblea Nacional suspender la vigencia de la legislación.

Sobre este asunto, Pallais calificó de "intromisión arbitraria" del Poder Judicial en el proceso de formación de la ley y recordó la facultad constitucional que posee la Asamblea Nacional para legislar.

La creciente polémica subió de tono la víspera, cuando por segundo día consecutivo las tres bancadas de oposición rompieron el quórum en la sesión en protesta por la acción.

Las bancadas del PLC, de la Alianza Liberal Nicaraguense (ALN) y el Movimiento Renovador Sandinista (MRS) emitieron ese día una resolución para exigir la publicación de la ley y criticó la actuación del Tribunal de Apelaciones de Managua.

"Rechazamos y condenamos enérgicamente la burda manipulación política que se continúa haciendo el Poder Judicial para obstaculizar el ejercicio democrático de las competencias constitucionales de esta Asamblea Nacional", afirmó la resolución.

El texto demandó al Poder Judicial una actuación "en estricto apego a la Constitución y a las Leyes de la República" y a "no dejarse manipular por intereses ostensiblemente partidarios. El pueblo exige su contribución al fortalecimiento del Estado de Derecho".

Pallais señaló que la resolución será discutida y aprobada el próximo viernes.

Los CPC son órganos de consulta popular que el gobierno del presidente Daniel Ortega organiza en barrios y comunidades rurales del país para poner en marcha un modelo de "democracia directa" cuyo fin sería darle "más poder al pueblo".

Ortega encomendó la dirección de los CPC a su esposa, Rosario Murillo, al amparo de la Ley de Organización y Competencia del Poder Ejecutivo que faculta al presidente a crear los consejos que considere conveniente".

En septiembre pasado la oposición prohibió los CPC con una reforma legal al asegurar que los grupos eran organizados por sandinistas lealesa Ortega con la supuesta intención de reeditar los órganos de represión y control que existieron durante el gobierno revolucionario sandinsita (1979-1990).