Por Adriana Urrea/Notimex
Cd. de México.- En 2007, el primer año de gobierno del presidente Felipe Calderón, el otorgamiento de créditos para vivienda crecerá 10 por ciento, aunque este nivel es menor al registrado en los últimos años, de 40 por ciento.
El sector de la vivienda mostró durante el año una desaceleración debido principalmente al retraso de los constructores en la entrega de las unidades, ante la demora en el otorgamiento de permisos de construcción, así como de factibilidad de agua y luz.

El comportamiento de esta industria hasta ahora es ajeno a la crisis hipotecaria de alto riesgo en Estados Unidos, debido a que las características de los préstamos (de mala calidad) que desataron dicha situación son diferentes a los de nuestro país.

El gobierno federal estableció otorgar un millón 161 mil 945 créditos para vivienda (adquisición y mejoramiento) en 2007, lo que representa un crecimiento de 10 por ciento respecto a 2006, y de cumplirse sería un récord histórico de financiamiento.

La inversión en los créditos para vivienda se estima en 241 mil 183.6 millones de pesos en este año, monto superior en 7.0 por ciento respecto a lo ejercido el año pasado; se planteó que la mayoría de los créditos se destinen a personas de bajos ingresos.

Sin embargo, al cierre de agosto pasado se entregaron 546 mil 095 créditos, de los cuales 472 mil 813 préstamos fueron para adquisición de vivienda, y 73 mil 282, de mejoramiento, por un monto superior a 150 mil millones de pesos, de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi).

Esto representó menos de la mitad del objetivo planteado, aunque las autoridades confían en que se cumplirá la meta, debido a que en los últimos meses del año se acelera el ritmo de otorgamiento de créditos.

En materia de subsidios, en 2007 se otorgó el mayor presupuesto en la historia de tres mil 892 millones de pesos, y se dio facultad a la Conavi para ejercer dichos recursos a través del Programa "Esta es tu casa", y aunque tuvo un arranque tardío (en agosto pasado), a inicios de este mes llevaba un avance de 60 por ciento.

El director general del Infonavit, Víctor Manuel Borrás Setién, señaló que en el primer año de gobierno del presidente Felipe Calderón aproximadamente 438 mil trabajadores adquirieron un crédito con el instituto, 17 mil más que lo registrado el año anterior. Sigue
Crecerá 10% otorgamiento de créditos... dos... anterior

"Existe una impresión que este año no es tan bueno como el anterior, los resultados que tenemos es que este año es mejor, hemos entregado 17 mil créditos más que el año pasado, y esperamos cerrar a una cifra superior", y estimó que se cumplirá en 97 por ciento la meta del instituto de 500 mil préstamos.

Respecto a bursatilizaciones, este será uno de los mejores años, ya que de acuerdo con la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) se colocó un monto por 21 mil millones de pesos, y se espera cerrar en casi 28 mil millones de pesos, más del doble de los 12 mil millones registrados en 2006.

En el lado opuesto, en los últimos meses, las constructoras Ara y Geo redujeron su ritmo de crecimiento, lo cual las llevó a revisar a casi la mitad sus estimaciones para el cierre de 2007, a niveles de de 5.0 a 10 por ciento, por debajo de los niveles de 20 por ciento registrados en años previos.

Esto se debió, en el caso de Geo, a las fuertes lluvias registradas en estados del sureste, que provocaron retrasos en la producción y un menor desplazamiento en ventas; sobre Ara influyó el retraso en el otorgamiento de permisos y licencias, principalmente en el Estado de México y Quintana Roo, lo que afectó sus proyectos.

Por el contrario, la empresa Urbi ratificó su plan de crecimiento de ingresos para el presente año, de entre 20 y 22 por ciento, mientras que para 2008 prevé un menor incremento, estimado en 16 por ciento.

La preocupación en el sector de la vivienda ya no es el financiamiento, sino ahora contar con la suficiente oferta de casas habitación pero de mejor calidad, enfocada principalmente a las familias de menores ingresos, así como impulsar el mercado de vivienda usada.