Édgar González
El alcalde de Saltillo, Fernando de las Fuentes, está tomando a juego o chunga el problema del transporte urbano, porque no toma en serio ni su investidura ni a la ciudadanía afectada, expresó Rubén Canseco, integrante de la Asociación Alianza Cívica.
El Edil declaró que no le puede poner niñera a cada chofer para tener controlado el transporte urbano, esto a raíz de los incumplimientos de los concesionarios y choferes, así como accidentes fatales que han ocasionado.

Al respecto, el integrante de Alianza Cívica, una organización civil, dijo que una vez que conoció las declaraciones de Donato de las Fuentes se dio cuenta del poco interés y de que está tomando las cosas a juego o como chunga.

"Como ciudadano esperaría que el Alcalde fuera a hacer uso de sus atribuciones como autoridad y no hacer este tipo de declaraciones, sino meter en cintura a los transportistas", declaró.

El hecho de que el Edil tome a juego lo que hace el transporte urbano hace al incumplir con el servicio, ocasiona que todo sea de mala calidad, porque nada se toma en serio.

"Debe exigir un servicio de calidad a los concesionarios, para eso es la autoridad", dijo.

Explicó que conoce de las quejas de la gente en el sentido de que el transporte urbano incumple con todos los acuerdos que han hecho con el Ayuntamiento de Saltillo.

Calificó de atrasado el sistema de transporte que hay en Saltillo, que no obstante ser la capital de la entidad, cuenta con muchas deficiencias en el servicio, algunos de ellas ocasionadas por la propia autoridad.

Luis Fernando García, titular de la CDHEC habría criticado el desinterés de Fernando de las Fuentes por meter en orden a los concesionarios del transporte, incluso afirmó que dialogaría con él para sugerirle meter en cintura a los choferes de combis.