Notimex
Washington, EUA.- En Cuba la mayoría de los ciudadanos desconfía que el gobierno pueda resolver los problemas que enfrenta y quisieran poder votar para elegir a un sucesor de Fidel Castro, reveló hoy el diario USA Today citando un sondeo realizado en secreto.
Las actitudes quedaron reflejadas en lo que de acuerdo con el rotativo constituye la primer encuesta con autoridad sobre lo que piensan los cubanos en torno a diversos aspectos de su vida y sociedad, y donde sólo había sospechas de sus posiciones.

La encuesta fue celebrada de manera secreta por el Instituto Internacional Republicano (IRI), una agrupación privada que promueve la democracia en el mundo, que recibe fondos del Congreso estadunidense, y cuya metodología fue objeto de críticas.

El sondeo reveló que 79 por ciento de los cubanos no cree que el gobierno actual pueda solucionar los problemas que enfrenta la isla, mientras un 74 por ciento quisiera poder elegir al próximo jefe de gobierno.

Otro 41 por ciento consideró que la situación de la isla es pobre o va mal, en contraste con un 25 por ciento que estima que esta avanza bien.

Un 77 por ciento de los cubanos dijo estar a favor de un nuevo sistema de elecciones, mientras que 83 por ciento cree que una mayor economía de mercado podría mejorar sus vidas diarias.

James Roberts, un investigador de la conservadora Fundación Heritage, con influencia del Partido Republicano, dijo al diario que la encuesta muestra que 'este régimen de 50 años de tiranía no es algo que la gente quiere seguir viviendo otros 50 años'.

Sin embargo el hecho de que los cubanos nunca supieron que estaban siendo objeto de una encuesta y que los encuestadores no se identificaron como tales, generó opiniones encontradas sobre la precisión de sus conclusiones.

Para propósitos de este sondeo, el instituto tomó las respuestas ofrecidas por 600 cubanos que fueron sometidos a un cuestionario durante conversaciones casuales, celebradas en 14 de las 15 provincias de la isla.

Philip Peters, especialista en Cuba del Instituto Lexington, que apoya el libre comercio, se mostró sorprendido de que los cubanos hayan expresado temores sobre la economía.

Vicki Huddleston, antigua jefa de la sección de intereses estadunidenses en La Habana, dijo que algunas respuestas parecieron sugerir otras.

'Ellos gustan de algunas cosas que han ganado y quizá no estén dispuestos a renunciar a una estabilidad por democracia', dijo tras señalar que algunas respuestas parecen sugerir que los cubanos no están dispuestos a renunciar a la educación y atención médica gratuita.

El diario recordó que el IRI, alguna vez afiliado con el Partido Republicano, ha sido blanco de controversias.

El ex embajador estadunidense en Haití, Brian Dean Curran, acusó al grupo de haber apoyado la destitución del ex presidente hatiano Jean Bertrand Aristide en 2004, pero el IRI ha insistido que su labor fue sólo 'ayudar' a los haitianos a entender el concepto de elecciones libres.