Excélsior
Éste será el primer cónclave panista luego de la debacle electoral y asistirá el principal adversario de la actual dirigencia, Manuel Espino Barrientos, aunque se esperan llamados de ambos lados a favor de la unidad partidista.
México, D.F..- El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN emitirá hoy la convocatoria para la reunión del Consejo Nacional albiazul, integrado por 372 consejeros y que será el encargado de elegir nuevo dirigente nacional de ese partido, tras la renuncia hace una semana de Germán Martínez Cázares.

Así iniciará el proceso para la elección del presidente interino del Partido Acción Nacional (PAN) que estará en el cargo hasta el 8 de diciembre de 2010, es decir, un año con cuatro meses en funciones.

El proceso de sucesión se enmarca en la crisis más grande de Acción Nacional en más de una década, mientras el ala foxista manejará como premisa básica que el presidente Felipe Calderón no sea el "gran elector".

La reunión del CEN iniciará a las 19:00 horas y se pretende que en la misma haya una reflexión sobre los resultados electorales del blanquiazul del 5 de julio pasado, que le dieron una gubernatura y 143 diputados.

Sin embargo, el punto único de la reunión del CEN es establecer las bases de la convocatoria para la sesión del Consejo Nacional, máximo órgano deliberativo y de decisiones del PAN, que habrá de nombrar al futuro líder nacional del blanquiazul.

Pero también está previsto que en la reunión se pida a Martínez Cázares que aclare por qué renunció primero ante los medios de comunicación y no por los canales institucionales que prevé el estatuto de Acción Nacional.

Éste será el primer cónclave panista luego de la debacle electoral y asistirá el principal adversario de la actual dirigencia, Manuel Espino Barrientos, aunque se esperan llamados de ambos lados a favor de la unidad partidista.

Entre los panistas se comenta que los calderonistas estarían impulsando a la dirigencia nacional al actual secretario general del partido, Rogelio Carbajal Tejada; al senador José González Morfín o al ex secretario particular del presidente Felipe Calderón, César Nava Vásquez.

Del lado de los espinistas se perfilan los nombres de los diputados federales Juan José Rodríguez Prats y Gerardo Priego Tapia, aunque el propio Manuel Espino dijo el martes a Excélsior: "Estoy dispuesto a servir a mi partido donde me necesite".

Por parte de "los creelistas", se menciona al propio senador Santiago Creel, y no se descarta el senador Ricargo García Cervantes ni a los embajadores Gabriel Jiménez Remus y Jorge Zermeño.

Germán Martínez se reunió de manera privada el sábado con los dirigentes estatales y les pidió que no renuncien. En cambio, los llamó realizar un análisis de los errores que cometieron en la estrategia de campaña en cada región.

El objetivo es que en cada comité estatal del PAN se lleve a cabo una revisión sobre las causas que originaron la derrota electoral a nivel local, para integrar un diagnóstico global que será presentado al Consejo Nacional en su próxima sesión.

Fuentes consultadas dijeron que una de las causas de la estrepitosa derrota del PAN fue la falta de apoyo a la estrategia de campaña del michoacano, quien, a no ser por el respaldo de Josefina Vázquez Mota, aparecía prácticamente sólo en los actos de apoyo a los candidatos panistas.

En el ánimo de integrantes de la cúpula panista, además de aceptar la dimisión de Martínez, está evaluar el desempeño de la Comisión Especial que designó el mayor número de candidatos a diputados y gobernadores, con los cuales se fracasó en los comicios.

Dicha instancia interna estuvo conformada, entre otros, por los presidentes de los grupos parlamentarios, el senador Gustavo Enrique Madero y el diputado Héctor Larios, así como por el gobernador de Morelos, Marco Antonio Adame.

Esta comisión fue la encargada de designar a los candidatos panistas en los distritos electorales, ayuntamientos y gubernaturas donde había mayor disputa interna, como por ejemplo los municipios del Estado de México y las gubernaturas de Nuevo León y San Luis Potosí.