Notimex
México.- La empresa IPSOS-BIMSA reveló que 81 por ciento de los trabajadores y sus familias desconocen los efectos inmediatos que tendrá la Reforma Fiscal en prestaciones sociales como vales de despensas, primas vacacionales y otros apoyos en especie.
Según una encuesta aplicada a una muestra de 502 trabajadores y sus familia, sólo 18 por ciento conoce que la Contribución Empresarial de Tasa Unica (CETU), de ser aprobada, podría provocar una disminución e incluso la desaparición de esas prestaciones.

La consulta aplicada por la encuestadora IPSOS-BIMSA el 28 y 29 de agosto y entregada a los legisladores de la Comisión de Hacienda, destaca que 94 por ciento de los entrevistados considera que los vales de despensa ayudan a que las familias destinen más recursos a la compra de alimentos.

Sólo 4 por ciento cree lo contrario y 81 por ciento de los encuestados desconoce que la Reforma Fiscal que se discute en el Congreso de la Unión podría eliminar prestaciones sociales como los vales de despensa.

Lo anterior, porque la CETU ya no permitirá que los empresarios o patrones hagan deducibles ese tipo de prestaciones del pago de impuestos y por ende optarán en el mejor de los casos por pagarlos en efectivo, con una disminución de entre 17 y 20 por ciento o bien desaparecerlos.

"El 65 por ciento de la población piensa que, de aprobarse esta reforma, las empresas eliminarán la prestación de los vales de despensa, mientras que 27 por ciento cree que sí los seguirían dando", de acuerdo con la encuesta.

En caso de que se eliminara esta prestación social, 75 por ciento de los entrevistados cree que es poco o nada probable que las empresas otorguen en efectivo lo que dan en vales.

Mientras que 24 por ciento opina lo contrario. Si los vales de despensa fueran sustituidos por dinero en efectivo, 43 por ciento de las amas de casa considera que habría menos recursos para la compra de alimentos.

Asimismo, 26 por ciento opina que habría más recursos y 31 por ciento cree que habría la misma cantidad.

En contraste, la mayoría de las personas entrevistadas que no son amas de casa (42 por ciento) opina que si los vales de despensa fueran sustituidos por dinero en efectivo, habría la misma cantidad de recursos para la compra de alimentos y 28 por ciento cree que habría menos recursos.

Mientras tanto, diputados federales priistas del sector obrero informaron que en el último tramo de negociaciones de la Reforma Fiscal defenderán las prestaciones sociales de los trabajadores, para que no sean gravadas con la CETU o el llamado Impuesto de Tasa Unica.

El diputado Enrique Benítez, vocero de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), dijo que el tema de las prestaciones sociales se debatirá ampliamente antes de que el dictamen de la Reforma Fiscal sea sometido a la aprobación en la Comisión de Hacienda.