Según el diario digital "Bdnews24.com", los soldados han pedido a la población que se retire de las áreas que rodean el complejo de los Bangladesh Rifles, en el centro de la capital.
Dacca, Bangladesh.- El Ejército de Bangladesh ha desplegado tanques adicionales en los alrededores del cuartel general de la guardia de fronteras en Dacca, cientos de cuyos miembros se amotinaron el miércoles contra sus mandos militares.

Según el diario digital "Bdnews24.com", los soldados han pedido a la población que se retire de las áreas que rodean el complejo de los Bangladesh Rifles, en el centro de la capital.

Por su parte, el rotativo "The Daily Star" informó en su página web de que los soldados efectuaron varios disparos en su camino hacia el cuartel e interpretó que su asalto es inminente.

Pocas horas antes, la primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, había exigido al grupo amotinado que se rindiera "inmediatamente" y amenazado con usar la fuerza contra ellos, en un mensaje retransmitido por el canal ATN Bangla.

La primera ministra prometió ayer a una delegación de los Bangladesh Rifles cumplir progresivamente con sus demandas profesionales y les garantizó una amnistía si deponían las armas.

Aunque en las sucesivas negociaciones de ayer y hoy los guardias se avinieron a poner fin a su revuelta, aún un grupo se niega a deponer las armas y hay noticias de disparos y tensión en varios cuarteles del Bangladesh Rifles en otras partes del país.

La revuelta ha causado un número indeterminado de muertos: aunque el último cómputo oficial habla de 12, un miembro del Gobierno calculó ayer que puede haber al menos 50.

Los Bangladesh Rifles, casi 70.000 hombres dedicados a la vigilancia de las fronteras del país, se sienten agraviados por el Ejército, que ostenta el mando del cuerpo.