El Universal
El mandatario hizo una colaboración para un periódico de gran circulación en Lima, en donde además detalló que su administración ya tiene una estrategia para combatir la miseria en México.
Lima, Perú.- El presidente Felipe Calderón aseguró que su gobierno enfrenta una lucha frontal en contra del crimen organizado, además, de que también promueve ya en esta Cumbre de países de América Latina, el Caribe y la Unión Europea, su estrategia contra la miseria denominada "Vivir Mejor".

El titular del Ejecutivo mexicano publicó hoy una colaboración en el periódico de mayor circulación de Perú, El Comercio, en donde hace un análisis en materia de seguridad, economía y política social de su administración.

En seguridad Calderón señala: "Estamos sosteniendo una ofensiva frontal contra el crimen organizado y hemos logrado con el apoyo del Congreso una reforma integral el sistema de justicia penal que dará al Estado mexicano mejores herramientas para combatir al crimen.

Estos comentarios los hace el titular del Ejecutivo precisamente cuando en México se ha desatado una ola de violencia por la lucha en contra de la delincuencia organizada.

El mandatario mexicano quien recibirá los trabajos de la primera mesa de discusión con el tema de la pobreza, dijo que en México se han practicado diferentes reformas que han conseguido fortalecer las finanzas públicas así como garantizar un crecimiento económico sostenido aunado a ello, indicó, se puso en marcha la estrategia "Vivir Mejor", la cual concentra todas las políticas sociales de su administración.

También en esta colaboración titulada "Una nueva era de cooperación", el mandatario mexicano dio a conocer su programa de medio ambiente titulado "pro árbol" y aseguró que el país está llamado a ser una de las economías más importantes del mundo.

Sobre esta cumbre Calderón indicó que México y la Unión Europea han decidido establecer una asociación estratégica. Cabe destacar que hoy se le otorgara a México precisamente ese reconocimiento de parte de la Unión Europea quien calificara al país como una potencia y le otorgará el carácter de aliado estratégico.

"Las cumbre que celebramos en Perú sentará precedentes positivos en materia de cooperación en temas cruciales como el crecimiento económico con justicia social y el desarrollo sustentable", indicó el mandatario.