Notimex
La bancada del PRI en la Cámara de Diputados destacó la corresponsabilidad y voluntad del Congreso de Estados Unidos, al hacer eco a la demanda de la cancillería y legisladores mexicanos por frenar el tráfico de armas hacia México.
México.- "Creemos que la relación va por la ruta correcta al asumir la corresponsabilidad en la violencia que se ha generado por el inmenso tráfico de armas de alto poder, ametralladoras de asalto e, incluso, granadas y bazucas", aseveró el diputado Edmundo Ramírez Martínez.

El coordinador del grupo de trabajo en materia migratoria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en San Lázaro destacó el cabildeo realizado por la canciller mexicana Patricia Espinosa para frenar el tráfico de armas.

"Es urgente que esa voluntad se traduzca en reformas, enmiedas o decretos que cierren el comercio libre de armas que surte a los cárteles de la droga en México y se ordene el cerco o se dé un mayor control en las 12 mil armerías que existen en la franja fronteriza", acotó.

Ramírez Martínez, también secretario de la Comisión de Población, Fronteras y Asuntos Migratorios, recordó que además de estas 12 mil armerías existen ferias de armas que rematan todo tipo de artículos de guerra sin ningún control.

"Existe una primera señal positiva con esta solicitud del Congreso de Estados Unidos al presidente Barack Obama para frenar este tráfico hormiga de armas de asalto y de alto poder, que están generando la peor escalada de violencia en México", indicó.

Expuso que de acuerdo con informes de la Secretaría de la Defensa Nacional casi 80 por ciento de las armas decomisadas a narcotraficantes, sicarios y delincuentes en México son fabricadas y vendidas en Estados Unidos.