Berlín, Alemania.- La rusa Dinara Safina alcanzó las semifinales del torneo WTA de Berlín, en tierra batida, al vencer este viernes a la quinta favorita, la estadounidense Serena Williams por 2-6, 6-1, 7-6 (7/5), un día después de eliminar a la número uno mundial, la belga Justine Henin.
Como contra Henin, Safina perdió la primera manga ante Serena pero, como la víspera, la hermana menor de Marat Safin se recuperó en la segunda, obligando a la estadounidense a cometer muchas faltas directas.

La rusa, número 17 del mundo, ganó el segundo set y luego el tercero en el 'tie-break', aunque no sin entrever la derrota cuando su rival se adelantó 5-4.

"Aunque ganara ayer a Justine Henin, hoy era otra historia. En la primera manga, no logré encontrar mi ritmo pero aguanté y mantuve la calma", explicó la rusa, que a sus 22 años ha ganado cinco torneos del circuito femenino.

Serena Williams, sexta jugadora mundial, sufrió su primera derrota desde enero y el Open de Australia después de haber dominado de principio a fin tres torneos consecutivos (Bangalore, Miami y Charleston).

"No he jugado bien hoy. Más que ganar ella el partido, he sido yo quien lo he perdido. Simplemente no era mi día", declaró la norteamericana, que cuenta 31 títulos en su haber, incluidos ocho de Grand Slam.

Safina aparece ya como favorita en la tierra berlinesa, donde el sábado se medirá por un lugar en la final a la sorprendente bielorrusa Victoria Azarenka, que eliminó a la ucraniana Alona Bondarenko por 7-6 (7/2), 6-2.

Azarenka, 26ª jugadora mundial de sólo 18 años, no ha ganado aún ningún torneo pero esta temporada lleva ya dos finales, en Gold Coast (Australia) en enero y en Praga una semana después.

La rusa Elena Dementieva, séptima cabeza de serie, eliminó luego en tres mangas, 6-3, 2-6 y 6-3, a la serbia Jelena Jankovic, cuarta cabeza de serie, y el sábado se las verá con la ganadora del partido entre la vigente campeona y número dos mundial, la serbia Ana Ivanovic, y la húngara Agnès Szavay.

Su partido fue interrumpido por la oscuridad después de que cada una se adjudicara una manga.