El Universal
La propuesta de fusionar al PRD, PT y Convergencia, en un nuevo partido político nacional dividió al perredismo nacional y provocó el choque de sus tribus internas.
Corrientes opuestas a Nueva Izquierda asentaron que si bien sería necesaria esa unidad con la forma de proponerlo "se ha pateado" a los principales aliados de su partido.

Dolores Padierna y Camilo Valenzuela coincidieron en que es necesario aglutinar a las "fuerzas progresistas" del país.

Pero mientras la secretaría de Organización del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD, subrayó que la forma en que fue planteado aleja la unidad, Valenzuela aclaró que no es una propuesta de Nueva Izquierda sino del perredismo.

Gerardo Fernández Noroña, secretario de Información y Propaganda del CEN del PRD, sostuvo que la corriente interna Nueva Izquierda (Los Chuchos), que encabeza Jesús Ortega, es responsable de "desbaratar" al Frente Amplio, que aglutina al PRD-PT-Convergencia, y de confrontar a Andrés Manuel López Obrador.

Alberto Anaya, integrante de la dirigencia del Partido del Trabajo, dijo que este organismo político esperará una propuesta formal de la directiva nacional perredista, a fin de analizar todo, pero que reciben esta posición con respeto.

"Esperaremos a que formalmente se nos presente vía Comité Ejecutivo Nacional, en principio recibimos el planteamiento de manera respetuosa y creemos que debe llevarse al seno del partido para analizar y debatir al respeto".

Camilo Valenzuela, el presidente del Consejo Nacional del PRD, dijo que una vez concluida la elección del año 2006 se propuso al interior del partido la conformación de un "partido frente" en el que pudieran entrar colectivos y agrupaciones sociales.

"El paso adelante ante la crisis que se vive en el Frente Amplio, derivado del asunto de las coaliciones en la reforma electoral, es retomar esta propuesta e ir por la conformación de un partido frente. Es una propuesta previa al Congreso Nacional del PRD, en el que se debe pensar en incorporar a fuerzas que están a la izquierda del PRD y hacia el centro político".

Padierna dijo que la víspera Carlos Navarrete y Javier González Garza, respectivos coordinadores del PRD en las cámaras de Diputados y Senadores, "hablaban de hacer una unidad plena en el Frente Amplio, lo mencionaron como una ocurrencia". Dijo que con la forma en que Navarrete lanzó la propuesta "no se ha dado un trato cordial" al PT y a Convergencia.