El Universal
El ex presidente de Colombia, César Gaviria Trujillo, afirma que apostar al Ejército en la lucha contra la delincuencia resulta ineficaz, ya que la participación de los militares plantea riesgo de corrupción y violación a los derechos humanos
El ex presidente de Colombia, César Gaviria Trujillo, afirma que el apostar al Ejército en la lucha contra la delincuencia organizada, especialmente el narcotráfico resulta ineficaz, ya que la participación de los militares en tareas represivas, plantea el riesgo de corrupción y de violaciones a los derechos humanos en corto o mediano plazos.

Considera la concentración del esfuerzo en manos de militares en la lucha antinarco, una de las debilidades en la política antinarco del presidente Calderón, a quien le sugirió que es el momento de exigir al gobierno de Estados Unidos que cumpla con el compromiso de frenar el tráfico de armas y reducir la demanda de droga en ese país.

Para Gaviria Trujillo, Felipe Calderón hizo lo correcto cuando decidió enfrentar a los cárteles, que se habían fortalecido demasiado, "y si a esos grupos no se les hace frente con todo rigor, terminan por desafiar al Estado... como lo están haciendo; aunque no necesariamente el Presidente está haciendo todo lo que se debía hacer".