Madrid.- El español torero José Ortega Cano fue ingresado hace dos días en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid a causa de una dolencia de páncreas, cuyas consecuencias no revisten gravedad, según confirmó un allegado al diestro.
Ortega, viudo de la cantante española Rocío Jurado, se sintiórepentinamente enfermo el viernes pasado, aquejado de unos fuertesdolores, cuando regresaba de viaje a Madrid después de haber estadotoreando en la ganadería de "Guardiola", en la provincia de Sevilla,en el sur de España.

Esa noche durmió en casa de su hermana Conchi, en la localidadmadrileña de San Sebastián de los Reyes, pero a la mañana siguientey en vista de que su estado empeoraba, decidió acudir al reciéninaugurado Hospital Infanta Sofía de dicha población.

Allí pasó todo el día del sábado sin que los médicos que leatendieron le diagnosticaran el origen de las dolencias, por lo quedecidió entonces trasladarse al centro sanitario Ramón y Cajal deMadrid, según la misma fuente.

"Ahora en el Ramón y Cajal parece que está todo controlado. Nohay nada grave, ni los médicos hacen cálculos de una intervenciónquirúrgica. José está bien y lo que tiene se curará con unamedicación adecuada. Y sobre todo reposo, tiene que descansar",insistió el informante.

Cuando se sintió indispuesto, Ortega regresaba a Madrid de tentardos vacas y de lidiar un toro de seis años que hará de semental ensu propia ganadería, regalo del ganadero Alfonso Guardiola que en sudía se lo había prometido a la esposa del torero, la intérprete ytambién ganadera Rocío Jurado, antes de morir ésta.

Y es que Ortega, aparentemente retirado del toreo activo, sigueun intenso entrenamiento en el campo, incluso actuando en público enFestivales de carácter benéfico, el último en la plaza de toros deAlmería (sur), el domingo 20 de abril, donde cuajó una actuaciónplena de torería, de extraordinario mando y poderío.

Esta es la segunda vez que el diestro es hospitalizado en elRamón y Cajal, ya que a principios de este año permaneció tambiénunos días en el mismo centro hospitalario por una deficienciarespiratoria consecuencia de un resfriado mal curado.