Foto: Tomada de Internet
La Jornada
Los recursos, a los sectores petrolero, comunicaciones y telecomunicaciones
México, DF. Empresas chinas invertirían en México más de 81 mil millones de dólares en los sectores petrolero, comunicaciones y telecomunicaciones, así como en infraestructura.

La Cámara de Comercio y Tecnología México-China dio a conocer este lunes los proyectos de interés de las compañías de esa nación, luego de que el gobierno mexicano presentó el Plan Nacional de Desarrollo el pasado 20 de mayo.

En conferencia de prensa, Amapola Grijalva, comisionada de comercio internacional de dicha cámara, manifestó que México podría captar inversiones en construcción o ampliación de puertos marítimos y aéreos, trenes y telecomunicaciones, así como en la reconfiguración e instalación de refinerías.

La cámara planteó la posibilidad de que México podría captar inversiones "en volúmenes significativos, dado que nuestras necesidades en puertos, aeropuertos, vías férreas y telecomunicaciones son de alrededor de 50 mil millones de dólares".

En la reconfiguración de refinerías los montos ascenderían a 10 mil millones de dólares y en construcción de nuevas instalaciones de refinación otros 10 mil millones. La organización estimó que el potencial de inversiones en infraestructura y tecnología de telecomunicaciones en México ronda 11 mil millones.

Negocios por casi 300 mdd

De acuerdo con la cámara, las inversiones chinas en México oscilan entre 200 y 300 millones de dólares.

La Cámara de Comercio y Tecnología México-China dice representar y defender los intereses de las empresas con operaciones en ambos países con una cobertura que incluye a los sectores comercio, industrial, financiero, turístico, servicios y tecnológico.

Aunque Grijalva no confirmó el interés particular de alguna empresa china, algunos miembros de la cámara son la textilera Tianyu; telecomunicaciones, Huawei, y la entidad financiera fundada en Hong Kong-Shangai HSBC, de acuerdo con su sitio de Internet. En la industria petrolera China cuenta con las empresas Cnooc, la cual adquirió el año pasado una compañía canadiense, y Sinopec, que compró participación en Repsol-Brasil hace tres años.

Grijalva reiteró que las inversiones chinas en proyectos públicos en México estarían enfocadas a transporte, telecomunicaciones y energía eléctrica, así como en tecnología para exploración y explotación petrolera y gas. De igual forma, en la modernización de refinerías y equipamiento de nuevas plantas.

Instó a las empresas mexicanas a "no tener miedo" a sus homólogas chinas y realizar alianzas para facilitar la participación de ese país en las licitaciones de los proyectos contenidos en el Plan Nacional de Desarrollo.

La cámara confía en que la visita del presidente chino, Xi Jinping, a México en la primera semana de junio será una oportunidad para ampliar las estrategias de colaboración económica y resolver las diferencias comerciales.

"Sabemos que vendrá acompañado por representantes de importantes compañías, bancos e instituciones que seguramente tendrán interés por interactuar con la parte mexicana. El deseo de China es ampliar la alianza con México para que las disputas en el ámbito comercial se resuelvan mediante negociación. Las soluciones negociadas pueden abrir un amplio espacio para aumentar la cooperación", enfatizó Grijalva.

Comentó que México perdió las ventajas competitivas que obtuvo de los tratados de libre comercio firmados, y que la ampliación de su alianza con China será una buena medida para mantener la competitividad.

El interés de la cámara es promover el respeto a la propiedad intelectual y el reconocimiento a las buenas prácticas empresariales, entre ellas el cuidado del ambiente, la protección de los derechos laborales y el cumplimiento de todas las obligaciones fiscales y marco regulatorio aplicable a cada industria.