Madrid.- El gobierno español de José Luis Rodríguez Zapatero no descarta que se pueda perseguir y detener a los piratas somalíes que durante 47 días mantuvieron secuestrados a los 36 tripulantes del atunero vasco "Alakrana" liberados hoy en aguas del Océano Indico.

"Si supiéramos dónde están los secuestradores, estarían detenidos, por nosotros o por otros países", manifestó a preguntas de los periodistas la vicepresidenta primera del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, en una rueda de prensa en la que apuntó que hasta ese momento no había ningún arrestado.
Madrid.- El gobierno español de José Luis Rodríguez Zapatero no descarta que se pueda perseguir y detener a los piratas somalíes que durante 47 días mantuvieron secuestrados a los 36 tripulantes del atunero vasco "Alakrana" liberados hoy en aguas del Océano Indico.

"Si supiéramos dónde están los secuestradores, estarían detenidos, por nosotros o por otros países", manifestó a preguntas de los periodistas la vicepresidenta primera del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, en una rueda de prensa en la que apuntó que hasta ese momento no había ningún arrestado.

La vicepresidenta se refirió a la "Operación Atalanta", la misión marítima de la Unión Europea (UE) para proteger contra la piratería a sus barcos en las aguas del Öndico. Persigue "a éstos y a todos" los secuestradores de barcos, dijo.

El "Alakrana", con 36 tripulantes a bordo, 16 de ellos españoles, fue liberado hoy por sus secuestradores y navega ya hacia las Islas Seychelles, desde donde un avión de la Fuerza Aérea trasladará a los marineros a España.

El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no quiso confirmar si se pagó un rescate, pero un portavoz de los captores, identificado como Ali Dhere, aseguró en declaraciones a la agencia dpa en Somalia que los secuestradores recibieron cuatro millones de dólares (unos 2,7 millones de euros).