Notimex
Los alumnos y padres de familia de una escuela de San Deigo demandan la suspensión de los agentes que participaron en la golpiza que causó la muerte de Anastasio
Una treintena de estudiantes de San Diego y padres de familia demandaron hoy ante el cuartel de la Patrulla Fronteriza la suspensión de los agentes que participaron en la golpiza que causó la muerte del mexicano Anastasio Hernández.

Los alumnos de la preparatoria de Lincoln High -vecindario de trabajadores de minorías étnicas en San Diego, California- señalaron que usaban su primer día de vacaciones de verano para protestar ante el cuartel de la Patrulla Fronteriza.

El estudiante Alex Velarde dijo: 'estamos exigiendo que nos den los nombres de los agentes que atacaron a Anastasio Hernández'.

"Así como fue suspendido el agente que le disparó a Sergio Adrián Hernández -en un incidente ocurrido a finales de junio pasado entre El Paso y Ciudad Juárez-, también deben ser suspendidos los oficiales que golpearon a Anastasio" en San Ysidro, aseveró.

"Queremos que ya no haya muertes de inmigrantes en manos de la Patrulla Fronteriza, y que se haga justicia por lo que pasó" en San Ysidro y en Ciudad Juárez, agregó.

Los alumnos se manifestaron afuera del cuartel general de la Patrulla Fronteriza sin ingresar a la explanada o al estacionamiento.

La protesta terminó sin incidentes, aunque oficiales vestidos de civil vigilaron la concentración a distancia.

Anastasio Hernández murió el 31 de mayo pasado a consecuencia de la golpiza y las descargas eléctricas que le propinaron días antes agentes fronterizos en la garita internacional San Ysidro-Tijuana.

Un padre de familia, Nicolás Espinal, exigió en la protesta que las autoridades hagan justicia ante la muerte de Anastasio, cuya muerte se encuentra bajo triple investigación de la policía de San Diego, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia.