La liberación fue prometida por Olmert al presidente Abás en su reunión del pasado día 10 en Jerusalén con motivo de las celebraciones del mes sagrado de ramadán
El Gabinete israelí de Seguridad ordenará hoy la excarcelación de alrededor de 90 prisioneros palestinos, según una promesa del primer ministro Ehud Olmert al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) , Mahmud Abás.

La decisión, según fuentes del Poder Ejecutivo, debía ser aprobada esta mañana por el Consejo de Ministros en su reunión semanal, pero debido a reservas presentadas por ministros de la derecha nacionalista en la coalición de Olmert, se aplazó hasta esta tarde, y estará a cargo del Gabinete de Seguridad.

Las reservas en torno de los nombres de algunos de los prisioneros fueron presentadas por el ministro de Asuntos Estratégicos, Avigdor Lieberman, líder ultranacionalista del Partido "Israel es nuestra casa" , y del titular de Trabajo, Eli Ishai, del Partido ortodoxo Shas.

La liberación de los prisioneros, en su mayoría del movimiento nacionalista Al Fatah, y algunos del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) , fue prometida por Olmert al presidente Abás en su reunión del pasado día 10 en Jerusalén con motivo de las celebraciones del mes sagrado de ramadán.

Según el Ministerio de Justicia israelí, los 90 prisioneros excarcelados, de un total de unos 10 mil, "no tienen la manos manchadas con sangre" , es decir, que no han participado en ataques armados contra israelíes.

La lista de los excarcelados no incluye prisioneros del Movimiento de la Resistencia Islámica (Hamás) ni de la Yihad (guerra santa) Islámica.

Una vez proclamada la lista de los que recuperarán su libertad, la población israelí tendrá 48 horas para presentar demandas en su contra antes de abandonar la cárcel, según las disposiciones oficiales.

En junio último, durante una conferencia que celebraron en la localidad egipcia de Sharm el Sheij, Olmert también prometió a Abás, líder de Al Fatah, la excarcelación de prisioneros, y en esa ocasión fueron 255.

La liberación de "presos de seguridad" palestinos, según el léxico israelí, tiene por objeto fortalecer políticamente a Abás tras la toma de Gaza por los islamistas de Hamás, cuyos milicianos desalojaron por la fuerza a los organismos de seguridad de la ANP, en su gran mayoría de Al Fatah, hace tres meses.

Otros milicianos de Al Fatah que no fueron capturados y eran buscados por los organismos de seguridad israelíes en Cisjordania se adhirieron a otro acuerdo entre ambos dirigentes, y dejaron de estar en la "lista negra" del Ejército después de deponer sus armas.

Abás y Olmert, que están negociando desde hace varias semanas un acuerdo destinado a quebrar el estancamiento en las negociaciones de paz, estancadas desde 2001, volverán a reunirse el 1 de octubre, anunció hoy el consejero político del presidente palestino.