Notimex
México.- La Conagua y el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (UN-Hábitat), firmaron una carta de colaboración para garantizar el acceso al agua y el saneamiento para asentamientos precarios.
El director de Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Luis Luege Tamargo, y la directora ejecutiva de UN-Hábitat, Anna Tibaijuka, coincidieron en que este convenio es parte del seguimiento a los objetivos de desarrollo del milenio.

Luege Tamargo indicó que se busca que más mexicanos cuenten con agua entubada de calidad y detalló que la dependencia dará asistencia técnica al organismo mundial para ayudar en la misma meta en América Latina y el Caribe.

Durante el acto efectuado en la sede de la ONU en México, el titular de Conagua señaló que el gobierno tiene como objetivo durante este sexenio impulsar el tratamiento de aguas residuales en todas las comunidades con una población mayor a los 200 mil habitantes.

Agregó que se busca dotar de agua de calidad a seis millones de mexicanos que hoy carecen de ella a lo largo de los próximos cinco años, para lo que se necesita una cobertura de 95 por ciento en el servicio en todo el país.

El funcionario reconoció que a pesar de los 17 mil millones de pesos previstos para estos programas se requieren mucho más fondos, por lo que no descartó recurrir a los empresarios o a las fundaciones como ocurre en la actualidad.

Luege Tamargo no descartó que con el acuerdo firmado este miércoles, México pueda acceder a apoyos internacionales con estos fines de organismos como el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo.

Indicó que el gobierno federal mantiene su convicción de que el agua debe ser subsidiada para todo aquel que no pueda pagarla y que se paguen tarifas diferenciadas conforme al consumo y poder económico.

A su vez, la funcionaria de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) destacó el papel de México en las investigaciones y la asistencia técnica que se dará para que las naciones de América Latina mejoren la calidad del agua para sus ciudadanos.

Tibaijuka explicó que hasta ahora los gobiernos de la región tienen una eficiencia de 60 por ciento en la dotación de agua potable limpia y de saneamiento de sus aguas residuales, por lo que es urgente mejorar para cumplir con las metas de desarrollo del milenio.

La diplomática de Tanzania indicó que la ONU prevé un presupuesto de 10 mil millones de dólares para garantizar que 500 millones de habitantes en el mundo accedan a ese servicio.

Explicó que la carta firmada este día se convertirá pronto en un memorando de entendimiento, con el que se podrá ampliar la colaboración y capacitación hidrológica de nuestro país para proyectos que se realizan en otras naciones.