Notimex
El mandatario de Aguascalientes percibe un salario de 237 mil 900 pesos; le siguen los de estado de México, con 203 mil; Jalisco, 166 mil, y Nuevo León, 156 mil; los de Hidalgo, Zacatecas y Tlaxcala tienen las retribuciones más bajas
Los gobernadores de los estados de México, Aguascalientes, Jalisco y Nuevo León tienen un sueldo mensual de entre 156 mil y 237 mil pesos, mayor al del presidente de la República y de los mandatarios de Argentina, Brasil y Chile, afirmó la consultoría aregional.

Según los resultados de su Indice de Transparencia y Disponibilidad de Información Fiscal de las Entidades Federativas (ITDIF) , el promedio salarial de los gobernadores es de 121 mil 129 pesos al mes, siendo 14 mandatarios los que reciben un salario por encima del promedio y 16 los que tienen un sueldo por debajo de éste.

La directora de Federalismo y Rendición de Cuentas de esta consultoría, Cinthya Rocha, dijo que con base en la información que las propias entidades divulgan a través de su página en Internet, el sueldo más alto corresponde al gobernador de Aguascalientes con 237 mil 900.5 pesos al mes.

Le siguen los mandatarios del Estado de México con 203 mil 68.8 pesos, Jalisco con 166 mil 195 pesos, y Nuevo León con 156 mil 624 pesos mensuales, añadió la especialista en rueda de prensa.

El presidente Felipe Calderón, de acuerdo con el portal de Transparencia, tiene un ingreso mensual de 151 mil 969pesos con 80 centavos.

En contraste, abundó, los mandatarios de Hidalgo, Zacatecas y Tlaxcala son lo que obtienen las más bajas retribuciones salariales, las cuales ascienden a 71 mil 74, 62 mil 210.5 y 47 mil 604.5 pesos, respectivamente.

Opinó que los elevados sueldos que reciben algunos gobernadores resultan incongruentes con la situación que vive el país y están por arriba de las percepciones del propio presidente de la República, quien tiene una percepción mensual neta de 152 mil 467 pesos, de acuerdo con el presupuesto de este año.

Inclusive, dijo Rocha, los mandatarios locales ganan más que algunos presidentes de Argentina, Brasil y Chile, cuyos ingresos mensuales son de 46 mil 500, 70 mil 900 y 150 mil 300 pesos, respectivamente.

Comentó que el ITDIF 2008 muestra que las percepciones salariales mensuales de los gobernadores estatales superan, en la mayoría de los casos, a la realidad de un país en el que la mitad de su población se encuentra en situación de pobreza, y atraviesa un escenario de incertidumbre por la desaceleración de Estados Unidos.

Por otra parte, destacó que por cuarto años consecutivo, Chiapas se colocó en el primer lugar en transparencia y rendición de cuentas, mientras que Oaxaca se ubicó en el último sitio.

La directora de Federalismo y Rendición de Cuentas de aregional.com explicó que según los resultados del ITDIF 2008, se muestra una mejoría la transparencia y rendición de cuentas los estados, según la información que divulgan en sus páginas en Internet.

El ITDIF 2008 verifica si la información correspondiente a los costos que le permiten operar al gobierno (sueldos y salarios, licitaciones y gastos de representación, entre otros) está disponible en las páginas electrónica de cadaestado y si está actualizada y completa.

Informó que la calificación promedio del ITDIF pasó de 49.0 puntos en 2002 a 76.3 puntos 2008, lo que significa que aunque se ha logrado impulsar la transparencia en la información fiscal, aún queda mucho por hacer, sobre todo en materia de calidad.

Abundó que de acuerdo con la posición y calificación de cada una de las entidades federativas en el ITDIF 2008, destaca que por cuarta ocasión, el primer lugar es ocupado por Chiapas, el cual comparte con Veracruz, lo que se traduce en menor corrupción.

El hecho de que entre los estados con mayor transparencia estén Chiapas y Veracruz, los cuales históricamente han registrado elevada marginación y rezago social, muestra el interés de sus autoridades por fortalecer la democracia y reconocer el derecho a la información de sus ciudadanos para que sepan en qué se asignan los recursos, dijo.

Por el contrario, anotó, la puntuación más baja la obtuvo el gobierno de Oaxaca, con una calificación promedio de tan sólo 25.3 por ciento sobre una base de 100 puntos, lo que llama la atención, ya que en reiteradas ocasiones esta entidad se ha colocado en los últimos lugares.