Notimex
La cantante hizo un recorrido por su trayectoria musical durante dos horas
Ciudad de México.- La cantante Gloria Trevi demostró la víspera que continúa como la consentida del público durante su presentación en el Auditorio Nacional, donde volvió a acariciar la fama como en sus mejores momentos.

En un ambiente de entusiasmo y energía, el público no cesó de vitorearla, por lo que la intérprete cumplió el sueño de reconquistar la ciudad que la vio nacer como artista y que ahora le demostraba su apoyo incondicional.

Por espacio de dos horas, Trevi no dio tregua a su público, que junto con ella recorrió su historia musical, momento en el que agradeció el apoyo que le brindó en los difíciles momentos de su vida, al reconocer que cometió errores.

A las 20:00 horas, el escenario del "Coloso de Reforma" descubrió sus cortinas para presentar a Gloria Trevi, quien no escatimó en talento e ingenio, pues los performance y actos de acrobacia presentados entre cada canción dieron muestra de creatividad.

Más de 10 cambios de vestuario, 26 bailarines, 10 músicos y cuatro coristas, enmarcaron la actuación de la regía que no daba crédito, lo que propició que rompiera en llanto por algunos segundos, mientras besaba el suelo del prestigiado escenario, que en esta velada albergó a cerca de 10 mil personas.

Sin embargo, la velada no sólo estuvo dedicada a su público heterosexual, sino también al gay que siempre la ha apoyado, por lo que durante su espectáculo en algunos performance jugó con las dobles identidades a través de personajes de fantasía como hadas.

Así temas como Pruébamelo, Zapatos viejos, Mañana, Brincan los borregos, daban una muestra de lo que sería la presentación que Trevi tenía preparada, en la que tuvo como invitados especiales entre el publico a los cantantes Diego Verdaguer y Amanda Miguel.

""Cómo está la capirucha?". Fue una de las repetidas preguntas que Gloria hizo al público, el cual la ovacionó, elogió, coreó y brindó todo tipo de muestras afectivas a la intérprete, a quien sólo le bastaba moverse para obtener la entrega de la audiencia.

"Nací en Monterrey, pero fue esta capirucha la que me vio nacer como artista y debo decir que estoy orgullosa de lo que soy", dijo la cantautora, que lució vestuarios desde los más estrafalarios hasta los más elegantes que le hacían verse como una princesa.

Pero en este energético concierto, Trevi aprovechó para apadrinar a la joven cantante Diana Santos, quien interpretó el tema "Lloran mis muñecas", el cual fue producto de la inspiración de Gloria.

Papa sin catsup, Una rosa blue, Angel de la guarda, Como si fuera la primera vez, El recuento de los daños, Psicofonía, En medio de la tempestad, Con los ojos cerrados, El favor de la soledad, en esta última el público tuvo la oportunidad de cantar a capela a petición de la intérprete.

En la recta final no podían faltar Todos me miran y Cinco minutos, esta última con la que cerró de manera definitiva su actuación en el "Coloso de Reforma".