La cifra, que superó con creces la expectativas de los analistas, alcanzó incluso los 3.400 millones de dólares sin contar el reparto de dividendos. Se trata del mejor resultado del banco desde su ejercicio récord en 2007
Nueva York.- El banco inversor más grande del mundo, el estadounidense Goldman Sachs, cerró el segundo trimestre con un sorprendente beneficio de 2.700 millones de dólares (1.900 millones de euros) a pesar de la crisis financiera, según informó hoy en Nueva York.

Goldman Sachs ya había capeado la crisis mejor que la gran mayoría de sus competidores. El banco registró números rojos sólo en un trimestre. El beneficio del segundo trimestre de 2008 fue de 2.000 millones de dólares.

Los expertos esperan que también otros bancos estadounidenses anuncien en los próximos días buenos resultados, aunque es difícil que alcancen los de Goldman Sachs.

Los altos beneficios de la entidad volvieron a encender hoy el debate sobre si Wall Street aprendió en realidad las lecciones de la crisis. Varios críticos advirtieron contra una renovada búsqueda de beneficios a cualquier precio y contra el riesgo de una nueva burbuja especulativa.

El director de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, señaló por su parte que las condiciones del mercado han mejorado, pero advirtió que siguen siendo vulnerables.

La publicación de los resultados de la entidad coincide con un informe difundido hoy por el diario "The Financial Times", según el cual la cúpula de Goldman Sachs siguió vendiendo acciones del banco por un valor cercano a los 700 millones de dólares al tiempo que recibía una inyección del Estado por 10.000 millones de dólares.