LA JORNADA
México, D.F. .- En los pasados 35 años los avances de los programas de alfabetización sólo han beneficiado a un millón de personas, debido a que quienes han cursado esos planes pierden las capacidades de lectura y escritura por falta de uso, informó el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA).
El organismo refirió que las poblaciones más afectadas por ese fenómeno son rurales e indígenas, principalmente de los estados de Puebla, Michoacán, Veracruz, Guerrero y Oaxaca.

Entre los principales causas de ese problema está la falta de atención real y global al fenómeno y al poco interés de los adultos por aprender.

La subdirectora de Información y Estadística del INEA, Betzabé Prieto, detalló que en el país hay 5.9 millones de analfabetas y la meta para 2012 es reducir la cifra a 5 millones, es decir, "bajar por lo menos 900 mil" el número de personas con esa carencia, pues se trata de un sector al que "desafortunadamente no los tenemos formados en espera de que les demos servicio. Hay que ir a buscarlos prácticamente casa por casa y convencerlos de los beneficios de estudiar".