Londres, Inglaterra.- La ex modelo Heather Mills abandonará el Reino Unido una vez conseguido el divorcio del músico Paul McCartney, declaró hoy su padre.
"Creo que irá al extranjero y poco a poco se hundirá en el anonimato", afirmó Mark Mills, según el cual Heather podría irse a vivir a Francia o a Estados Unidos con Beatrice, la hija del matrimonio, que tiene cuatro años.

"No se quedará en este país. Sabe que todo el mundo la detesta pero no le importa", agregó Mills, quien explicó que su hija está atravesando "momentos bajos y sólo desea poder dejar todo esto atrás y llevarse a su hija".

Heather Mills se enfrenta desde el lunes a su ex marido ante en el Tribunal Superior de Londres en el que ella se defiende sola al haber despedido a su equipo de abogados.

El proceso es a puerta cerrada y ninguno de los dos ha hecho declaraciones, pero varios medios señalan hoy que el músico, de 65 años, y Mills, de 40, han logrado aproximar posiciones y podrían llegar pronto a un acuerdo.

Según informaba hoy el "Daily Mirror", el principal obstáculo es que la ex modelo no quiere verse amordaza por el eventual acuerdo y quiere tener la libertad de contar su propia versión de lo ocurrido durante el matrimonio y poder así defenderse en caso de ser criticada.

El ex Beatle ha insistido, por su parte, en su exigencia de que Mills no haga ningún tipo de revelaciones sobre una unión de cuatro años que muchos califican de tempestuosa.

"Ninguna de las dos partes quiere ceder en ese punto, así que, si no hay cambios, tendrá que ser el juez quien decida", dijo una fuente al citado tabloide.

En ese caso, teniendo en cuenta los intereses de la hija de la pequeña Beatrice, de cuatro años, el juez puede imponerles a ambos una cláusula de confidencialidad.

Los cálculos de los periódicos varían, pero, según el "Daily Mirrror", Mills podría conseguir unos 25 millones de libras (33,5 millones de euros), aunque otros hablan de hasta 60 millones.

La fortuna de Paul McCartney se calcula en unos 825 millones (1.105 millones de euros).