El País
Una simple palabra, Nude (Desnudo), es el objeto de la discordia. Hewson, de 47 años, codirige la compañía Nude Skincare, que comercializa una línea de productos cosméticos "éticos" promocionada el año pasado con mucho bombo en la prensa británica.
Madrid, España.- La imagen que los medios suelen proyectar de Ali Hewson, la esposa del líder de U2, Bono, se centra en sus formas cálidas y amables, en su apoyo a las causas humanitarias que emprende su marido, en su papel como defensora de los proyectos de comercio justo.

Una denuncia recién interpuesta en los tribunales de Londres acaba de revelar también su faceta de tiburón empresarial. Hewson se ha querellado contra la diseñadora Stella McCartney -hija del ex beatle sir Paul- por violación de los derechos de copyright. La música las une (ambas son familiares de grandes estrellas), pero los negocios han acabado por enfrentarlas.

Una simple palabra, Nude (Desnudo), es el objeto de la discordia. Hewson, de 47 años, codirige la compañía Nude Skincare, que comercializa una línea de productos cosméticos "éticos" promocionada el año pasado con mucho bombo en la prensa británica.

La hija de McCartney, diez años menor, se mueve en el mismo sector desde 2002, cuando decidió sumar a sus colecciones de ropa exclusiva una marca de cremas y de perfumes con su propio nombre. Ahora se dispone a rebautizar su fragancia enseña como Stella Nude, cuyo lanzamiento está previsto para septiembre si la operación no queda trastocada por el juicio. Hewson le exige una compensación económica por el uso del término Nude, del que al parecer se considera exclusiva propietaria en productos cosméticos.

Aunque el olfato empresarial de la mujer de Bono parece superar al de su contrincante (es propietaria de la firma de ropa Eden, que cuenta con el apoyo del magnate del lujo Bernard Arnault, jefe de LVMH), el desenlace del pulso entre ambas aparece hoy incierto, según los expertos, que no tienen claro a quién le pueden dar la razón los jueces.

Sí está garantizado que, de no mediar un acuerdo extrajudicial entre las partes, esta guerra de famosas va a animar el panorama de los cotilleos el próximo otoño.