La joven está embarazada y versiones periodísticas aseguraron que el padre del hijo que espera es de uno de los criminales caidos
Monterrey.- El jefe de la policía del municipio mexicano de Apodaca, en el norte del país, reveló hoy que su hija, que fue detenida en un choque armado entre soldados y sicarios saldado con cuatro muertos, tres heridos y cuatro detenidos, colaboraba con el cártel de drogas del Golfo.


"Estoy que me lleva la fregada (el diablo)... tanto que hice por ellos (sus hijos) y ahora con esta novedad. No veo dónde meterme", dijo en una rueda de prensa Amador Medina Treviño, secretario de Seguridad Pública de ese municipio de la zona metropolitana de Monterrey, capital del estado de Nuevo León.


Su hija, Andrea Guadalupe Medina López, fue capturada el pasado lunes en el marco de un enfrentamiento a tiros y con granadas en la colonia Los Laureles, de San Nicolás de los Garza, otro municipio metropolitano de Monterrey.


En la refriega, que obligó a las fuerzas del orden a pedir a los vecinos de la zona que permanecieran en sus casas, y que derivó en una persecución a tiros por las calles, murieron tres sicarios y el líder local del Cártel del Golfo, identificado como Refugio Garza Pescador, alias "El Rambo".


La joven está embarazada y versiones periodísticas aseguraron que el padre del hijo que espera es Garza Pescador.


"Yo la traté a ella hasta los 16 años. Falleció la mamá y la busqué para darle mi apoyo, para que se pusiera a estudiar pero dejó la escuela, se casó y luego no la volví a ver", añadió su padre.


"Nunca espera uno eso de sus hijos, y creo que a esta criatura le faltó apoyo, quien la guiara y ahí están las consecuencias", concluyó.


Medina Treviño es también padre de Amador Medina Flores, ex director de la Policía de Monterrey actualmente sujeto a investigación por parte de las autoridades federales por su supuesta colaboración con el narcotráfico.


Otro de sus hijos, Alberto Medina Flores, fue secretario de Seguridad Pública en otro municipio de la zona, Santa Catarina, pero renunció a su cargo en agosto de 2007, al parecer porque fue amenazado por una mafia criminal.


Andrea Guadalupe fue detenida junto con doce personas más y, según un comunicado del Ejército, los trece formaban parte de una célula de "los Zetas", el brazo armado del Cártel de Golfo, que tenía "asolados a los habitantes del municipio de San Nicolás de los Garza".


La nota agregó que "se dedicaban a secuestrar, extorsionar y a ejecutar a los ciudadanos que no se sometían a sus exigencias, así como amedrentarlos con apropiarse de sus bienes por la fuerza".


"Asimismo 'El Rambo' y sus sicarios, monopolizaban la venta de droga al menudeo en las diferentes colonias del referido municipio", destacó el boletín.


Al grupo se le decomisó droga, armas largas, vehículos blindados, uniformes falsos de la Agencia Federal de Investigaciones (el equivalente en México del FBI estadounidense), y playeras (camisetas) y gorras blancas con la leyenda "Fuerzas Especiales delCártel del Golfo".