Nueva York, EU.- El cantante irlandés Bono, líder de la banda U2, recibió un homenaje en Nueva York donde será el protagonista de la gala benéfica que organiza la asociación "Keep a child alive", dedicada a la ayuda a los enfermos de sida en Africa.
El carismático cantante recibe así el homenaje de la sociedad neoyorquina en un evento, conocido como "Black Ball", en el que artistas de la talla de Alicia Keys, Gwen Stefani, Sheryl Crow y el productor Jay-Z agradecerán a Bono su dedicación en la lucha contra la pobreza y el sida en el continente africano.

Presentado por la modelo Iman, esposa del cantante David Bowie, y la joven cantante, pianista y compositora Alicia Keys, ganadora de nueve premios Grammy, la gala benéfica reconocerá la labor del irlandés como "activista y defensor de Africa", según aseguró en un comunicado Leigh Blake, fundadora y presidenta de "Keep a child alive".

"Es un honor homenajear a Bono por su amor por el pueblo africano. Ha hecho más que cualquier otra estrella por levantar su voz por el bien de los pobres", dijo la fundadora de una asociación que presta ayuda médica a niños infectados por el VIH y a sus familias en Africa.

Para Blake, "Bono es el hombre del pueblo y su presencia en el Black Ball nos ayuda a mantener con vida a muchos, muchos niños y familias en Africa".

Son muchas las caras conocidas que se esperan en este evento, que, en sus tres ediciones anteriores, ha congregado a varias personalidades del mundo de la moda y de la industria musical.