Foto: Vanguardia/ Archivo
Agencias
El Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI) ordenó a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) entregar la información relacionada con los gastos sobre la celebración de la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, que tuvo lugar del 20 al 24 de febrero de 2010, en Cancún, Quintana Roo.
En una solicitud de información se requirieron los gastos, facturas, documentos que avalen los gastos erogados por los presidentes invitados, la partida en la que se ejercieron los gastos, funcionarios que viajaron de avanzada para los preparativos del evento, lugar de hospedaje y los gastos que, en su caso, pudieron haber erogado otras dependencias del gobierno federal.

La dependencia había declarado la inexistencia de la información, al argumentar que no se había erogado gasto alguno para la organización de la Cumbre. Por otra parte, informó que fue un solo servidor público el que viajó de avanzada, cuya tarea fue de enlace y logística.

En alegatos, la dependencia reiteró su respuesta respecto de los gastos y facturas, pues aseguró que la organización corrió a cargo de servidores públicos y no de alguna empresa a la que se le tuviera que pagar por sus servicios.

En la resolución, la ponencia de la comisionada Jacqueline Peschard concluyó que el sujeto obligado no cumplió con el principio de máxima publicidad toda vez que en lugar de interpretar la solicitud en un sentido amplio, es decir, que se requerían todos los gastos que se hicieron, se limitó a señalar que se referían únicamente al concepto de organización.

Además, señaló que la SRE no siguió el procedimiento establecido en la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental (LFTAIPG), por lo que ordenó una búsqueda exhaustiva principalmente en la Dirección General de Protocolo y la Dirección General de Coordinación Política.

Para dar respuesta sobre los informes de gastos de hospedaje y alimentación, en alegatos, el sujeto obligado entregó 288 expedientes de aproximadamente 200 hojas cada uno, que puso a disposición del solicitante en la modalidad in situ, o por copias simples, previo pago de los derechos correspondientes.

El Pleno ordenó a la dependencia que realice una búsqueda exhaustiva dentro de los 288 expedientes y elabore los informes respectivos. El IFAI le solicitó abstenerse, en futuras ocasiones, de obligar a los particulares a pagar por información que no solicitó.
El IFAI modificó la respuesta inicial de la dependencia y le ordenó entregar la información al recurrente.