Notimex
El financiamiento para gastos de campaña es de 819 millones 488 mil 876.31 pesos y se distribuirá en el año de la elección en que se renueve el Congreso
El Instituto Federal Electoral (IFE) difundió el acuerdo que determina los montos del financiamiento público para el sostenimiento de actividades ordinarias permanentes, para gastos de campaña de los partidos políticos para 2009.

El documento, publicado en el Diario Oficial de la Federación, establece que el financiamiento público para actividades ordinarias permanentes de los partidos políticos nacionales para el año en curso es de dos mil 731 millones 629 mil 587.70 pesos.

Según el acuerdo, aprobado en sesión ordinaria el 29 de enero, el financiamiento para gastos de campaña es de 819 millones 488 mil 876.31 pesos y se distribuirá en el año de la elección en que se renueve solamente la Cámara de Diputados.

Por lo anterior, a cada partido político le corresponde un monto equivalente a 30 por ciento del financiamiento público para el sostenimiento de sus actividades ordinarias permanentes.

Además se destinarán 81 millones 948 mil 887.63 pesos para actividades específicas, relativas a la Educación y Capacitación Política, Investigación Socioeconómica y Política, así como a las Tareas Editoriales en el año 2009.

Los montos del financiamiento público para actividades ordinarias permanentes y por actividades específicas se entregará en forma mensual; lo relativo a gastos de campaña se dividirá en seis ministraciones que serán entregadas durante los seis primeros meses del año.

Las cantidades serán ministradas dentro de los primeros cinco días hábiles de cada mes, excepto la mensualidad de enero, que se entregará con la de febrero.

Bajo ninguna circunstancia y sin excepción las ministraciones podrán ser entregadas fuera de las fechas del calendario previstas en este acuerdo.

Dichos montos se distribuirán: 30 por ciento, en forma igualitaria entre los partidos políticos nacionales con representación en alguna de las Cámaras del Congreso de la Unión y 70 por ciento, según el porcentaje de la votación nacional emitida que hubiese obtenido cada una de esas fuerzas políticas.