La nueva gripe A (H1N1) se convirtió en Irak en un problema en primer lugar para los soldados estadounidenses en servicio en el convulsionado país
Bagdad.- De los 96 casos de gripe registrados, 70 correspondieron a miembros de las fuerzas de combate extranjeras, informó hoy el Ministerio de Salud de Irak en Bagdad. El resto de los contagiados con el virus H1N1 fueron 22 iraquíes, dos bahreiníes, un saudí y un paquistaní.

En Irak se encuentran estacionados actualmente unos 130.000 soldados estadounidenses.

El Ejército estadounidense no habla ni de una epidemia ni de un registro significativamente abultado de casos entre sus miembros en Irak. Además, afirma que está garantizado el tratamiento adecuado en los modernos hospitales de campaña.

Hace tres días, las autoridades iraquíes reportaron el primer caso mortal de la nueva gripe. La víctima fue una iraquí, de 20 años, que estaba realizando un peregrinación a la ciudad de Nayaf, en el sur de Irak.