Teherán, Irán.- El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, consideró hoy una "victoria para Irán" el reciente informe de las agencias de inteligencia estadounidenses, en el que se asegura que Teherán suspendió su programa nuclear militar en 2003.
"Es también una decepción para los aliados de Estados Unidos", dijo Ahmadineyad en un discurso que pronunció hoy en la provincia de Elam, en una visita en busca de mayor apoyo popular a su política atómica.

El mandatario iraní reiteró que su país está dispuesto a continuar el diálogo con la comunidad internacional respecto a sus actividades nucleares, pero que éste "esté basado en justicia y no la hostilidad", según la televisión iraní Al Alam.

Su declaración se produce después de que el presidente de EU, George W. Bush, advirtiera que la política de Washington hacia Teherán no ha cambiado, y que Irán "fue, es y será peligrosa" si desarrolla su programa de enriquecimiento de uranio.

El nuevo informe de las agencias de Inteligencia estadounidenses contradice las afirmaciones hechas en 2005 por el Gobierno de EU, en las que se aseguraba que la República Islámica estaba construyendo una bomba nuclear.

"El Gobierno americano, pese a sus repetidas acusaciones contra Irán, reconoce ahora con claridad que las actividades iraníes son pacíficas", dijo Ahmadineyad, ante miles de personas que se congregaron en Elam para asistir al discurso.

"Este informe sacó al Gobierno estadounidense de la situación crítica que atraviesa en el interior (de EU), pero es, al mismo tiempo, una verdadera victoria para Irán", recalcó.

Ahmadineyad insistió en que el nuevo informe estadounidense "coincide, en sus conclusiones, con los informes del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) sobre lo pacífico que son nuestras actividades".

Esta es la primera reacción del mandatario iraní al informe de las agencias de Inteligencia de EU, que el Gobierno de Teherán recibió ayer con beneplácito, y pidió a la Unión Europea (UE) que "revise su política" y adopte una "postura lógica" respecto al programa iraní.