Notimex
MéxicoLos países en desarrollo han dejado a un lado la tendencia de evaluar los resultados educativos en los procesos de alfabetización para adultos, sin embargo la evaluación y la validación deben estar presentes, consideraron especialistas.
Así lo expusieron los autores del libro "Alfabetización, Conocimiento y Desarrollo", que compila el intercambio de puntos de vista de la reunión "Diálogo Sur-Sur sobre Políticas Públicas en Materia de Educación de Calidad para Jóvenes y Adultos".

La obra recoge las ponencias de los 32 delegados de 16 países en desarrollo a iniciativa de Madhu Singh, especialista de la UNESCO, y de la investigadora mexicana María de la Luz Castro Mussot.

Durante la presentación del libro, la directora del INEA, María Dolores del Río Sánchez, dijo que la obra no trata de hacer un comparativo sino de exponer diferentes modelos educativos que siempre van de acuerdo con la idiosincrasia y cultura de cada país.

Recordó que en aquella reunión de julio 2005 se observó a México con países como India, Brasil, Sudáfrica, como las cuatro locomotoras de la educación para adultos en el mundo.

A su vez, Madhu Singh reconoció que México registra avances importantes en alfabetización, pues no se limita a la enseñanza de la lectoescritura y la aritmética básica, sino que va más allá y deja las bases para el ejercicio de la ciudadanía.

El especialista de la UNESCO destacó la importancia de que "ese conocimiento básico sea generador de más conocimiento para el ejercicio de los derechos ciudadanos y la ampliación del horizonte y de la visión del entorno del hombre".

En esos trabajos no existe una voluntad o política pública para impulsar la evaluación y la validación de los conocimientos; sin embargo, entre los países en desarrollo las cuatro naciones citadas tienen los mayor avances en materia de alfabetización para adultos, dijo.

Los autores indicaron que la obra, escrita en inglés y español en el mismo tomo, es fuente de conocimiento para los estudiosos de la educación y de los programas que, en el caso de México, "permanecen como un subsistema del propio sistema educativo encaminado a brindar mejores niveles de vida a la población".

El libro fue editado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Instituto Nacional para la Educación para los Adultos (INEA).