El País
"El trabajo ha pasado a un plano secundario. Mi trabajo ya no es tan importante como lo era antes. Decir que la familia te cambia la vida es un cliché. Pero es verdad, me ha ayudado a reorganizar mi vida y a ver las cosas más claras", ha aclarado el actor.
Los Angeles, EU.- El actor Ben Affleck se ha despachado a gusto sobre su relación con la también actriz y cantante Jennifer López en la revista Details. A su juicio, su romance con la estadounidense no ha hecho otra cosa que perjudicarle en su carrera cinematográfica. El protagonista de Pearl Harbour y JLo se conocieron durante el rodaje de Una relación peligrosa y comenzaron un romance que duró más de dos años y acabó poco después de un sonado compromiso entre ambos que no llegó a boda.

La razón principal de la ruptura fueron las desavenencias entre la pareja por el estricto contrato prematrimonial que Jennifer quería hacer cumplir a Ben, diciéndole incluso cómo debía comportarse. Era la gota que colmó el vaso, ya que él había manifestado en varias ocasiones su malestar por el acoso de la prensa y se había planteado acabar con la relación.

Affleck ha decidido ahora hablar abiertamente y sin tapujos sobre su historia de amor con Jennifer y ha declarado a Details que lo único que sacó de los dos años de relación con la actriz y cantante es mucha publicidad negativa para el desarrollo de su carrera cinematográfica. "Ya no controlaba mi vida. Creía que quería ciertas cosas, pero no era así. Estaba perdido. Me sentía asfixiado, miserable y sucio. Nunca tendría que haber cogido ese camino o haber sido absorbido por toda esa publicidad", ha dicho el actor. "Me encasillaron. Demasiada gente acabó harta de mí y de lo que leían sobre mí. Eso me perjudicó. Es muy perjudicial para uno mismo y más que nada para el trabajo. Así que decidí darme un tiempo, me fui y dejé que las cosas se calmaran un poco", ha añadido en la entrevista.

Cambio de vida

Ahora, cinco años después de su ruptura con la cantante, que se casó con Marc Anthony y ha sido madre de gemelos, Affleck tiene otras prioridades. Él también ha rehecho su vida. Se está feliz junto a su mujer, la también actriz Jennifer Garner, y las dos hijas de ambos, Violet, de tres años, y Seraphina, de seis meses, y ha decidido aparcar por un tiempo su carrera cinematográfica para dedicarse plenamente a las tres mujeres de su vida.

"El trabajo ha pasado a un plano secundario. Mi trabajo ya no es tan importante como lo era antes. Decir que la familia te cambia la vida es un cliché. Pero es verdad, me ha ayudado a reorganizar mi vida y a ver las cosas más claras", ha aclarado el actor.