Brenda Delabra
Saltillo, Coah.- Un gran espectáculo se vivió ayer en el Nazario Ortiz Garza, gimnasio donde los Lobos derrotaron al líder del Norte Santos Reales 91-87, en un encuentro de alternativas no apto para cardiacos, pues las quintillas lucharon hasta el último segundo.
La confianza ganada en la manada después de hilar dos triunfos les sirvió como aliciente para recibir a los Santos Reales, que llegaron con marca de 7-1, misma que fue invalidada por las fieras desde el saque inicial, pues Sergio Sánchez abrió la tanda con tres puntos.

El dominio que los pupilos de Andrés Contreras lograron en la primera parte fue espectacular, pues Lewis Fadipe y Tim Parham se encargaron de defender con uñas y dientes el tablero, además de aportar ofensivamente junto a Lorico Duncan, que lució buenos tiros para aventajar 34-22 a los potosinos.

La confianza y explosividad que mostraron se repitió en el segundo periodo, pero justo en el cambio de rotación cuando Roberto Reyes, Oscar Espitia y Luis González aparecieron, el control defensivo se cayó y al intentar recuperar en los últimos segundos, les fue imposible pues los Reales les sacaron el marcador 46-49.

Una mínima diferencia era la que mantenía en la cuerda floja a las fieras, pero el descanso les sirvió para reconfortar la confianza y medir al rival para lo más intenso del partido, la mentalidad de los locales fue remontar, cometido que lograron a base de anotación pero San Luis se dio a la tarea de atacar los últimos tres minutos hasta culminar con un empate a 68 puntos.

Por jugarse los últimos 10 minutos no había nada para nadie, pues la moneda estaba en el aire.

A un minuto 20 segundos del final la pizarra se mantuvo 87-87, la diferencia fue marcada por Lewis Fadipe quien clavó contundentemente la esférica, un saque de lobos donde Sergio Sánchez fue fauleado y con la afición de pie cobró dos tiros a un par de segundos de consumirse el cronos.