En la imagen, la actriz Cassandra Ciangherotti, durante un descanso del filme "Viaje Redondo", dirigida por Gerardo Tort. Ahora se prepara para protagonizar al lado de Gael García "También la lluvia". Foto Luis Salcedo/Vanguardia
Lucero Calderón/Excélsior
México, D.F..- Cuando a la joven Cassandra Ciangherotti le informaron que tenía que viajar a Bolivia para protagonizar la cinta "También la lluvia", al lado de Gael García Bernal, sintió que estaba soñando. No podía creer que la vida le diera la oportunidad de trabajar al lado de aquel actor que desde chica admiró. También que una directora reconocida y premiada, la española Icíar Bollaín (Te doy mis ojos, 2003), se hubiera fijado en ella.
Desde hace un mes, la hija del también actor Fernando Luján, dejó el ajetreo de la Ciudad de México para irse a vivir temporalmente a un hotel cercano a la selva amazónica con el único objetivo de darle vida a María, la asistente de producción de un joven director mexicano llamado Sebastián (García Bernal) que llega a Cochabamba, Bolivia, para filmar un trabajo documental sobre Cristóbal Colón.

"Desde que llegué, sentí un recibimiento muy padre por parte de Gael. Se ha portado increíble y se ha acercado a mí para decirme que puedo contar con él bajo cualquier circunstancia. Nos hemos vuelto muy buenos amigos y me ha dado muchos consejos, pues ha visto que he dejado momentos personales, como fue el no asistir a la boda de una de mis primas a la que quiero como si fuera mi hermana.

"Estaba tan triste que él se abrió conmigo y me contó algunos momentos familiares de los que se ha perdido por estar siempre trabajando. Me topé con un ser real, inteligente y que también se ha privado de cosas" precisó vía telefónica desde Bolivia, Cassandra Ciangherotti.

La actriz de 22 años debutó en la industria fílmica nacional en 2007 con el remake de Hasta el viento tiene miedo, dirigido por Gustavo Moheno, y en la que comparte escenarios con la tabasqueña Martha Higareda.

De ahí le llegaron proyectos como Kada kien su karma, de León Serment, así como Viaje redondo, de Gerardo Tort, filme que se hizo acreedor al Mayahuel de Plata como Mejor Película en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

Después de este proyecto, a Cassandra estuvo bajo la batuta de Gustavo Loza en la comedia Paradas continuas, y hace poco terminó la cinta de época El baile de San Juan, de Francisco Athié, en el que trabajó con José María de Tavira, Marcello Mazzarella y Pedro Armendáriz.

A dos años de haber iniciado formalmente su carrera en el mundo de la actuación, Cassandra Ciangherotti da un paso agigantado al ser parte de También la lluvia, pues además de trabajar con su compatriota el charolastra, lo hará con reconocidos actores españoles como lo son Luis Tosa, Raúl Arévalo y Carlos Santos.

"Todos ellos han sido muy buenos conmigo. Me han recibido de una forma súper afectuosa y estoy feliz al ser la única mujer entre tantos buenos actores. Me siento arropada. Donde estamos filmando casi no hay señal de internet y a veces no funcionan los teléfonos, así que tenemos mucho tiempo libre para platicar y convivir.

"De hecho nos hemos ido a hacer rafting (recorrer las corrientes de los ríos en botes especiales) y hemos jugado futbol. Eso sí, lo único que extraño de México son las tortillas", explicó Ciangherotti.

Según lo expresado por la joven intérprete, su familia, empezando por su padre Fernando Luján, se siente bastante emocionada al saber que su carrera está creciendo favorablemente al lado de grandes figuras de talla internacional y le han externado su apoyo.

Ante la pregunta de si ella se ha visto afectadapor los animales que viven en aquella zona selvática, Cassandra suelta una gran sonrisa y confiesa que hace unos días le picó una avispa en un dedo de la mano que causó malestar e inflamación. No obstante, cuenta que la producción cuenta con un médico que de inmediatamente le auxilió y le puso una serie de medicamentos que le ayudaron a sentirse mejor.

"Cuando nos vamos a la cama, nos cercioramos de que no haya ningún animal debajo de la base o de las sábanas, pues aquí es bastante común que las víboras se metan a las habitaciones.

"Afortunadamente no hemos encontrado nada, pero lo que sí ha sucedido es que que todos tenemos el cuerpo picoteado por los mosquitos. Ya nos inyectaron vitamina B para evitar más piquetes. El único que ha corrido con mucha suerte es Gael, pues no ha padecido de nada", confesó la actriz.