El Universal
México.- La dirigente nacional del PRI, Beatriz Paredes Rangel, lamentó que el ex presidente Vicente Fox Quesada haya calificado como "loco" al gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, ello al señalarlo de estar detrás del derribo de su estatua.
"Nunca ha sido prudente el ex presidente Vicente Fox en sus expresiones, no vale ni siquiera la pena entrar a un debate", indicó entrevistada durante su participación en el Foro "Sufragio y Ciudadanía de las Mujeres" que organizó el Instituto Veracruzano de las Mujeres.

"Lo que quiero subrayar lo que nos pareció en el comité nacional del PRI y eso hemos dialogado que nos pareció un acto de falta de civilidad política, y estamos ciertos de quienes se debe precisar quienes son los responsables", agregó.

La líder priista calificó como una falta de "civilidad política" el derribo de la estatua de Fox Quesada, demandó ser "ser respetuosos de la pluralidad" y pidió una investigación sobre los hechos ocurrido el sábado pasado.

"Se debe investigar quienes fueron los autores de ello, me parece que fue una acto de falta de civilidad política y de civilidad", expresó, quien lamentó el hecho al recordar que México es un país plural.

"Independientemente de lo que uno pueda pensar de quienes han tenido responsabilidades publicas, somos un país plural en donde hay convivencia plural y si hay avenidas con el nombre de Porfirio Díaz, pues bueno hay que ser respetuoso de la pluralidad", manifestó.

Por último, al hablar sobre la investigación en contra de Fox Quesada por sus bienes, consideró que "cada quien tiene su responsabilidades".